El partido entre Bélgica e Inglaterra definirá mañana el tercer puesto de Rusia 2018 desde las 11 (hora argentina). Sin embargo, en San Petersburgo el Mundial parece ya haberse terminado.

Por Nahuel Isella Muscato

En Nevski Prospect, la avenida principal de la Venecia del Norte, ya no se ven los colores de los conjuntos deportivos y banderas que habían invadido las calles y los canales de San Petersburgo durante las semanas previas. En vez de los cánticos y gritos que se escuchaban en la Plaza del Palacio, ahora sólo hay turistas sacando fotos del Museo Hermitage y algún músico callejero que aprovecha para hacerse conocer.

Pese a la poca expectativa de la ciudad, en el Estadio Krestovski tanto Bélgica como Inglaterra buscarán conseguir algo que ninguno de los dos logró previamente, ganar el partido del tercer puesto. Los Diablos Rojos buscan superar su mejor marca en Mundiales, aquel cuarto puesto en México 1986, cuando perdieron 4-2 con Francia. Mientras que Inglaterra, que salió campeón en 1966, será una revancha por la caída de Italia 1990, ante los locales, por 2-1.

En el historial, tiene una ventaja clara Inglaterra, con 15 victorias, cuatro empates y tan sólo tres derrotas. En Mundiales están igualados: empataron 4-4 en la primera ronda de Suiza 1954; ganó Inglaterra por 1-0 en los octavos de final de Italia 1990 y, por última vez, se enfrentaron en la primera ronda de este Mundial, cuando, con ambos equipos clasificados a la siguiente ronda, Bélgica superó por 1-0 a los dirigidos por Gareth Southgate con gol de Adnan Januzaj en Kaliningrado.

Será un partido entre dos de los equipos más goleadores del torneo. Bélgica, con 14 tantos lidera esa tabla, seguido por Inglaterra y Croacia, con 12. Además, los delanteros de ambos países buscarán quedarse con la Bota de Oro: Harry Kane por el lado de los Tres Leones, tiene seis goles marcados y Romelu Lukaku, en los Diablos Rojos, cuatro. Los únicos que los podrían alcanzar son los franceses Antoine Griezmanny Kylian Mbappé que tienen tres cada uno y jugarán la final contra Croacia.

El árbitro será el iraní Alireza Faghani y estará acompañado por sus coterráneos, los jueces de línea, Reza Sokhandan y Mohammadreza Mansouri, los mismos que oficiaron el partido de octavos entre Francia y Argentina. El cuarto árbitro será el senegalés Malang Diedhiou.

Los Tres Leones vienen de disputar el alargue contra Croacia y con un día menos de descanso. Bélgica perdió en los 90 minutos contra Francia. Por eso, Inglaterra mezclará suplentes y titulares. Están en duda Kieran Trippier, Ashley Young y Jordan Henderson. Los dos primeros se lesionaron en el partido contra Croacia, mientras que Henderson se habría resentido de una molestia previa. En Bélgica, el único cambio sería la vuelta de Thomas Meunier, que no estuvo contra Francia por acumulación de amarillas.  Gane quien gane el partido, el tercer puesto del Mundial lo ocupará por décima vez consecutiva un equipo europeo.

Bélgica formaría con Thibaut Courtois; Jan Vertonghen, Vincent Kompany y Toby Alderweireld; Axel Witsel, Kevin De Bruyne, Nacer Chadli y Thomas Meunier; Marouane Fellaini y Eden Hazard, y Romelu Lukaku. Inglaterra saldría con Jordan Pickford; Kyle Walker, John Stones y Harry Maguire; Kieran Trippier, Dele Alli, Jordan Henderson, Jesse Lingard y Fabian Delph; Raheem Sterling y Harry Kane.

Your email address will not be published.