RUSIA TIENE A SUS 23 JUGADORES PARA SU MUNDIAL


Ya no queda mucho tiempo. Por eso, el DT Stanislav Cherchesov presentó la lista definitiva de convocados para disputar la Copa Mundial que se disputará en su país.

Por Lautaro Polimeni

La FIFA recibió el nombre de los seleccionados por el entrenador ruso:
Arqueros:
Igor Akinfeev (CSKA Moscú, Rusia)
Vladimir Gabulov (Brujas, Bélgica)
Andrey Lunev (Zenit, Rusia)
Defensores:
Vladimir Granat (Rubin Kazán, Rusia)
Sergei Ignashevich (CSKA Moscú, Rusia)
Fedor Kudryashov (Rubin Kazán, Rusia)
Ilya Kutepov (Spartak Moscú, Rusia)
Andrey Semenov (Ahmat Grozny, Rusia)
Igor Smolnikov (Zenit, Rusia)
Mario Fernandes (CSKA Moscú, Rusia)
Mediocampistas:
Yury Gazinsky (Krasnodar, Rusia)
Alexander Golovin (CSKA Moscú, Rusia)
Alan Dzagoev (CSKA Moscú, Rusia)
Alexander Erokhin (Zenit, Rusia)
Yury Zhirkov (Zenit, Rusia)
Roman Zobnin (Spartak Moscú, Rusia)
Daler Kuzyaev (Zenit, Rusia)
Anton Miranchuk (Lokomotiv Moscú, Rusia)
Alexander Samedov (Spartak Moscú, Rusia)
Denis Cheryshev (Villarreal, España)
Delanteros:
Artem Dzyuba (Arsenal Tula, Rusia)
Alexey Miranchuk (Lokomotiv Moscú, Rusia)
Fedor Smolov (Krasnodar, Rusia)
Quedaron afuera de la Copa del Mundo: Soslan Dzhanaev (Rubin Kazán), Roman Neustadter (Fenerbahce), Konstantin Raush (Dynamo Moscú), Alexander Tashaev (Dynamo Moscú) y Fedor Chalov (CSKA Moscú).
Las otras bajas que sufrieron ocurrieron a principio de año por lesiones graves en las rodillas de Viktor Vasin del CSKA Moscú y Georgi Dzhikiya que se desempeña en el Spartak Moscú.
Además del entrenador, el seleccionado ruso sufrió varios cambios con respecto a la Eurocopa de 2016. Sergei Ignasievich, que venía jugando desde 2002 se retiró de la Selección al finalizar el último torneo europeo. El capitán en esa misma competición fue Roman Shirokov que tampoco continuara en el equipo ruso. Lo mismo pasó con los hermanos Aleksei y Vasili Berezutski, de esta manera los anfitriones ya no tendrán la experiencia de varios jugadores por encima de los 30 años y llegaran al Mundial con un recambio generacional que ya habían empezado en la Copa de las Confederaciones de 2017.

Your email address will not be published.