SIETE MUNDIALES, CINCO CAMPEONES


Estados Unidos se consagró en dos ocasiones y es el equipo que siempre es candidato. La Argentina va por el sueño con el ímpetu de haber ganado la lucha por la profesionalización del fútbol femenino.

Por Inés Irazu

Sesenta años pasaron entre la organización del primer mundial de fútbol masculino al inicio de su homólogo femenino oficial en 1991. Para agradecer a China por haber alojado un campeonato experimental previo con formato similar, la FIFA decidió nombrarlo país anfitrión del torneo. Participaron un total de doce equipos y Estados Unidos se coronó campeón tras vencer en la final a Noruega por 2 a 1. A partir de allí la competencia se ha organizado cada cuatro años, como cualquier mundial, sin interrupciones.

China fue el organizador una vez más en 2007 al igual que Estados Unidos que fue sede del campeonato en dos mundiales consecutivos, en 1999 y 2003. Suecia, Alemania y Canadá, en 1995, 2011 y 2015, respectivamente, alojaron al torneo en una oportunidad. Una sola vez el país anfitrión logró levantar la copa al finalizar la competencia y fue Estados Unidos en 1999. A partir de la tercera edición el número de países participantes ascendió a 16 y desde el 2015 son 24 conjuntos los que compiten.

Estados Unidos es el equipo más ganador con tres trofeos mundiales (1991, 99 y 2015), le sigue Alemania con dos conquistas consecutivas (2003 y 07) en tanto que Noruega en 1995 y Japón en 2011 triunfaron una sola vez. Junto con los campeones, Suecia, Brasil y Nigeria participaron de todas las ediciones del torneo pero nunca lograron ganarlo. Incluso la máxima goleadora en mundiales es la brasilera Marta Vieira Da Silva con 15 tantos, quien jugó los últimos cuatro campeonatos y fue distinguida como mejor jugadora del mundo por la FIFA cinco veces consecutivas (2006-10).

De las siete finales disputadas, sólo dos finalizaron en empate. En 1999 el partido entre Estados Unidos y China terminó 0 a 0 y el equipo americano se impuso por 5 a 4 en tiros de definición desde los 12 pasos. Lo mismo ocurrió en 2011 entre Alemania y Brasil, aunque el resultado final fue 2 a 2 y el conjunto europeo ganó por penales por 3 a 1.

Argentina, por su parte, clasificó dos veces (2003 y 2007) y en ambos finalizó en el puesto 16. Jugó seis partidos en los que perdió todos, cosechó un total de dos goles a favor y 33 en contra y se encuentra en la posición número 37 del ranking FIFA. No obstante, es la segunda nación sudamericana, después de Brasil, en tener historia en este campeonato. El mundial de Francia que comenzará el próximo siete de junio será el tercero para nuestro país luego de doce años sin clasificaciones.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.