A menos de una semana del inicio de los Juegos Olímpicos de la Juventud, Caterina Benedetti, lateral y capitana de la Selección Argentina de Handball, palpita lo que será el debut del combinado nacional el próximo 8 de octubre. Con apenas tres años de experiencia sobre arena, las dirigidas por Leticia Brunati sienten que pueden alcanzar el podio.

Por Arturo Aras

En 2015, el handball y los Juegos Olímpicos fueron protagonistas de una novedad: la modalidad indoor, en la que se iba a competir en los JJOO de la Juventud -sede Parque Sarmiento- que darán comienzo la próxima semana, fue modificada y se decretó que el beach handball y Tecnópolis sean la disciplina y escenario, respectivamente. “Me sorprendió porque fue de la nada y nosotras no lo esperábamos”, opinó Caterina Benedetti. La lateral, sin embargo, aclaró que no cree que el equipo argentino sea mejor en una superficie que en otra: “Son dos equipos muy distintos y cada uno se desenvuelve de manera distinta”.

Estos cambios, entre otros, resultaron perjudiciales para el juego de Benedetti. Las reglas y la superficie son apenas algunos de los obstáculos que se le presentaron a la capitana argentina: “Me costó bastante adaptarme a la arena. Tiene reglas muy distintas y es un deporte diferente”. Aún así, confía en sus compañeras, cree que el equipo va a llegar lejos en el torneo, se ve muy bien y su expectativa está puesta, ni más ni menos, que en lograr una medalla.

Tras participar del sorteo que definió a los dos grupos, la capitana del seleccionado nacional confesó que no siente presión alguna porque los juegos encuentre a su equipo ejerciendo la localía, sino todo lo contrario. Eso sí, no se confía de más. “Ninguna selección será fácil de vencer”, afirmó. Y agregó: “Elegimos el Grupo B porque la manera de jugar de los equipos que lo conforman es la más parecida a la nuestra, por eso para nosotras es la mejor zona”.

Para responder sobre los rivales más duros, Benedetti se tomó un tiempo. Pensó. Analizó. Y llegó a la conclusión que Hungría y Holanda son las dos potencias a vencer por haber llegado a la final del Mundial pasado y por haber definido el campeonato europeo entre sí. Húngaros, holandeses y, para los rivales, Argentina: “Somos candidatas y queremos ganarle a todos”.

Your email address will not be published.