TODO ES CINE EN MAR DEL PLATA


El Festival de Cine de Mar del Plata es un éxito y la concurrencia en los cines se refleja, en la mayoría de sus salas, con localidades agotadas. La 32° edición despliega su programación e inaugura sus competencias internacionales y nacionales.

Por Florencia Gattario (Enviada especial)

Es el caso de la película Ramiro que forma parte de la Competencia Internacional y fue presentada el pasado domingo por su protagonista, António Mortágua, en la pantalla del Teatro Auditorium, una de las salas más grandes del festival. El director del filme es  el portugués Manuel Pozos y su película fue una de las más esperadas. La historia retrata la vida de un escritor que, frustrado, ve en la repetición de sus días las decisiones que no tomó en tiempos pasados. Tiene una novia, dos vecinas a quienes cuidar (una de ellas embarazada) y una situación nueva que viene a movilizar sus días sacándolo de una supuesta monotonía que, con una narración lenta, llega por momentos a incomodar al propio espectador.

En el misma sala y con todas sus butacas llenas, el filme 5 Therapy, que también forma parte de la Competencia Internacional, ofreció una superposición entre las cinco novelas autobiográficas del escritor ucraniano Stas Dombrowski y su propia destrucción en la vida real como adicto. Dombrowski hace de él mismo en la película quien no pudo presentarse en el estreno por tener dificultades con su pasaporte dados sus antecedentes. Su directora, Alisa Pavlovskaya, leyó una carta del propio Stas en la que manifestaba sus deseos de estar allí. Con acento de falso documental, la película muestra sus problemas de salud, los encarcelamientos y la posibilidad de encontrar sobriedad ante tanto exceso.

El día lunes fue la oportunidad de la Competencia Argentina de Cortos en el Paseo Aldrey, centro comercial que posee varias salas donde se proyectan películas del festival. Los directores se hicieron presentes y confesaron que en muchas ocasiones los equipos son reducidos. Las producciones están hechas generalmente entre amigos lo que los lleva a dirigir y en varias situaciones a actuar. Motocross de Francisco Chiapparo muestra las frustaciones de una actriz que intenta sobrevivir su profesión y en la que el propio director encuentra su catarsis por tener que evocarse a actividades que no tienen que ver con su vocación para poder sostenerse.

Y ahora elogiemos las películas de Nicolás Zukerfeld, Son de Alejo Santos, ¡No! de Pedro Maccarone y Max Franco; y Despechada de Jazmín Stuart, confirman con estilos diferentes cómo el amor (y el desamor) sobrevuela en cada una de las situaciones a veces de forma extrema. 

Los corroboradores de Luis Bernárdez y Estoy acá de Juan Manuel Bramuglia y Esteban Tabacznik, fueron presentadas dentro del marco de la Competencia Argentina por sus directores. La primera, muestra la investigación de una periodista francesa que llega a la Capital Federal para descubrir cómo una sociedad secreta porteña copió edificaciones de París bajo un entramado plan que se ocupará de esclarecer. Estoy acá, da cuenta de la vida de dos migrantes senegaleses en Buenos Aires y las problemáticas que poseen a la hora de trabajar y vincularse. La cámara los acompaña en cada momento y de forma tan cercana que se adentra en su intimidad.

Mar del Plata se encuentra llena de cinéfilos que continuarán hasta el domingo 26 de noviembre disfrutando de los estrenos más interesantes del mundo en las playas y cines de toda la ciudad.

Your email address will not be published.