VERDÚ: “NOS ESTÁN CAGANDO A TIROS”


María del Carmen, “la negra”, Verdú se recibió de abogada en la Universidad de Buenos Aires en 1984. “Siempre aclaro que abogada es con lo que me gano la vida, militante es lo que soy”, dice mientras se pone cómoda en su despacho. Demuestra carácter sin dejar de lado su faceta sensible que aparece cuando habla de sus distintos casos. Es candidata a diputada por el Frente de Izquierda y está a la cabeza de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, CORREPI. En 1996 ellos impusieron la consiga del encuentro “Memoria, Verdad y Justicia” que al día de hoy sigue vigente: la lucha contra la impunidad de ayer y de hoy. ¿Por qué de hoy? “Nos están cagando a tiros hoy”, contesta.

Por Sofía Selasco

¿La organización sufrió distintos vaivenes con cada gobierno de turno?

Como cualquier organización del campo popular, la realidad política nos afecta. Hubo momentos que nos produjeron gran crisis, sobre todo cuando se dio algún tipo de ilusión respecto de algún cambio de gobierno. Pasó de forma exponencial con los primeros tiempos del gobierno kirchnerista.

En una entrevista radial comentaste que la política de derechos humanos de los Kirchner fue su mejor herramienta represiva.

Y claro, porque durante 2 o 3 años, fue difícil romper con esa lógica, sobre todo a nivel de la militancia. Vos estabas hablando de una muerte cada 36 horas por gatillo fácil y tortura y te decían “¿de qué me hablas si éste es el gobierno de los derechos humanos?”. En una entrevista con Ernesto Tenembaum arrancó la nota preguntándome: “¿volvió el gatillo fácil?”. Yo le tuve que contestar que siempre estuvo y le tiré todos los datos de los archivos de los años anteriores. Es cierto, proporcionalmente es muchísimo menos que lo que tiene hoy el macrismo. Cristina terminó con %0.73 de casos por día y Macri en los primeros 10 meses ya estaba en %0.75.  Hoy creo que ya está arriba del %1.

¿Qué pensás que pasó con Santiago Maldonado?

Lo desapareció Gendarmería y el gobierno es responsable, no hay otra explicación. La propia actitud del gobierno es la mejor comprobación. Vos no te ponés a hablar pelotudeces y a inventar cosas si no tenés desesperadamente que cubrirte. El puestero, el accidente de moto en Chile, que se ahogó en el río, el matrimonio que lo llevó para Tierra del Fuego, que fue a Entre Ríos, el camionero. Aníbal Fernández dijo una sola de López (militante peronista desaparecido en 2006), que estaba en la casa de la tía tomando el té. Éstos inventaron 7. Esa es la relación kirchnerismo-macrismo en cuestiones represivas: 7 a 1. Dejaron de negarlo después de la marcha del 1° de septiembre (marcha por la aparición con vida de Santiago) porque un cuarto de millón de personas en la calle pesa.

¿Creés que se va a saber?

El único que tiene la capacidad logística para desaparecer a una persona es el aparato estatal, miralo a López. A menos de dos meses el reclamo es todavía aparición con vida porque es también un posicionamiento político.

¿Cómo trabajaron respecto a las detenciones de los manifestantes luego de la marcha?

Llegamos a las comisarías al lado de los camiones de traslado. Nos costó mucho reconstruir la lista porque venían compañeros que no conocían los apellidos de otros. Siempre decimos que tiene que haber una lista con el nombre en manos de alguien y vaya tildando cuando se produce la desconcentración. Es la única forma de que sepas si falta uno y a quién estás buscando.

¿Ves alguna solución a éste escenario de represión?

El problema policial no es un problema policial, tiene que ver con la estructura social y con el rol que cumplen las fuerzas de seguridad. Si yo a vos te convenzo, porque te lo digo todos los días a toda hora, que el problema es el pibe chorro que si no te afanó ya te va a afanar y que además te va a violar y te va a matar, primero a vos no se te mueve un pelo cuando aparece alguno muerto y segundo vas naturalmente a decir “que inseguridad que hay, necesitamos más policías”.

Como dijiste en otro momento, y te cito, “la represión más exitosa es la que no se ve como tal”.

Claro. Si vos te portás bien, porque te convencimos de que tenés que portarte bien, sos feliz.

“Corré pibe, ahí viene la yuta”

Detrás de las siglas CORREPI se esconde la frase “corré pibe, ahí viene la yuta” que surgió luego de varios intentos fallidos por armar una palabra que pudiera ser dicha y pintada en una bandera. María del Carmen Verdú explica que lo propuso un estudiante de secundario durante una reunión.

La Coordinadora contra la Represión Policial, CORREPI, es considerada por Verdú como el fracaso de intentar que organismos de derechos humanos incluyeran en sus agendas el gatillo fácil y la tortura por represión. “Cometieron un error conceptual, creyeron que íbamos con temas de policías y ladrones”, cuenta y explica que en verdad se encontraban señalando al Estado como el victimario.

Comenzaron a notar sistematicidad en los casos a partir de tener las mismas tergiversaciones: el arma plantada, los cuerpos movidos y los titulares de los diarios afirmando que se trataba de “un joven de frondoso prontuario abatido por la fuerza del orden”, señala la abogada. Sin embargo, sus peritajes identificaban disparos en la zona de la nuca en la mayoría de los casos.

A pesar de haber sufrido amenazas en reiteradas oportunidades, el equipo de CORREPI continúa trabajando para generar un cambio de conciencia política. “No brindamos contención, para eso están los psicólogos. Nosotros los convocamos a organizarse y a ser protagonistas de su propia historia”, concluye.

What others say about : VERDÚ: “NOS ESTÁN CAGANDO A TIROS”..


Your email address will not be published.