VICTORIA APRETADA DE ESPAÑA


Por la segunda fecha del grupo B, España derrotó por 1-0 a Irán, con un gol de rebote convertido por Diego Costa a los 54 minutos. De esta manera los dirigidos por Fernando Hierro comparten la primera posición del Grupo B con Portugal.

Por Joaquín Romera

En un Mundial que no ya no admite pronósticos previos, España no quería ser protagonista de otra sorpresa que pudiera dejarlo con pocas posibilidades de clasificación a los octavos de final. Fue un dominio incesante por parte del conjunto ibérico durante los 90 minutos, en los que totalizó un total de 805 pases durante el encuentro (718 correctos) y tuvo el control del balón durante el 70% del juego. Pero la falta de profundidad e ideas solo le permitieron ganar por la mínima.
Tanto es así que el gol fue producto de una serie de rebotes que derivó en el gol de Diego Costa, luego de que el balón le rebotara tras el despeje de un defensor iraní a los nueve minutos de la segunda parte. Con este tanto, el brasileño nacionalizado español totaliza tres goles y está a uno del portugués Cristiano Ronaldo en la tabla de goleadores del certamen.
Hasta ese momento, el equipo asiático había propuesto un juego limitado a despejar todos los ataques y cerrar el arco. Por el lado de La Roja, el jugador más desequilibrante fue Isco, quien con su técnica individual intentó desmembrar a una defensa que se desplegaba en dos líneas férreamente plantadas y sin intentar pasar la mitad del campo.
Tras el gol, Irán –dirigido por el portugués Fernando Queiroz- intentó buscar el empate, y si bien tuvo un par de centros peligrosos, jamás logró inquietar la valla defendida por David De Gea. Sólo tras un tiro libre, un disparo al área española le quedó en los pies a Saied Ezatolahi, adelantado, quien la empujó a la red. Mientras se desataba la locura persa, el árbitro uruguayo Andrés Cunha –aconsejado por el argentino Mauro Vigliano, a cargo del VAR-, decidió anularlo por fuera de juego. Tras ese intento, Irán se desinfló y España no pasó mayores inconvenientes, aunque tampoco tuvo peso en el área rival.
Con el triunfo, los dirigidos por Fernando Hierro acumulan cuatro puntos y definirán el pase a octavos de final ante Marruecos (ya sin chances, con cero), mientras que Portugal (también con cuatro) e Irán (tres) se eliminarán entre sí.

Your email address will not be published.