“VIDELA TENÍA LA NECESIDAD DE HABLAR PORQUE VEÍA QUE ESTABA CERCA DE MORIR”


Ceferino Reato es periodista, politólogo y escritor. Entre sus trabajos se destacan los libros Operación Traviata (2008), Operación Primicia (2010) y Disposición Final (2012), que escribió a partir de 20 horas de entrevistas con el dictador Jorge Rafael Videla, preso en Campo de Mayo.

Por Sofía Alma Pereyra

img_20181031_0000231¿Qué te movilizó a escribir sobre la década del ‘70?

El kirchnerismo tenía una mirada muy particular de los ’70, se hablaba de esa década en una clave distinta. Entonces pensé que podía escribir desde otra clave. Así surgió Operación Traviata, tuvo mucho éxito, entonces me pidieron otros libros, y así fue que tropecé con Videla.

¿Pudiste sentarte a charlar con él sin prejuicios?

El periodista tiene que ser frío porque lo importante es la noticia. No sirve que me indigne con Videla porque lo que necesito es el testimonio de un protagonista histórico más allá de qué me parezca él. Creo que eso lo deje claro en el libro. Disposición final me pone muy orgulloso.

¿El terrorismo de estado comenzó el 24 de marzo de 1976?

Antes, con las bandas paraestatales. Videla me dijo que cuando fue nombrado Jefe del Estado Mayor comenzaron las primeras conversaciones con grupos civiles para orquestar el golpe de estado. Después vino el asalto al cuartel de Formosa que aceleró una decisión que era que el gobierno, que estaba muy debilitado, delegara en las Fuerzas Armadas, precisamente en el ejército, la lucha contra la subversión. Eso fue aprobado por el Congreso, el Gobierno iba a crear una comisión de seguimiento para ver cómo se portaban las Fuerzas Armadas, pero era tan débil que no pudo controlar nada. Después del 24 de marzo fue una dictadura en todo sentido.

¿Videla te contó todo lo que sabía?

Yo tenía una lista de 12 desaparecidos sobre los que le pregunté, sólo me contestó sobre el cuerpo de Santucho.

En la primera entrevista, en octubre del 2011, me dijo que estaba pensando con otros jefes militares hacer un pronunciamiento hablando, concretamente, de nombres sobre los cuales tenían información. En la última entrevista que le hice, en febrero del 2012, me dijo que habían llegado a la conclusión de no dar ningún documento porque algunos, como Menéndez, no querían y además se habían dado cuenta que había muchos sobre los que no tenían información. En un momento me dice: “para no dar todo lo que nos piden, mejor no dar nada”.

¿Contaste esto en Disposición final?

Eso lo puse en el libro con la expectativa que algunos funcionarios lo leyeran y se dieran cuenta que esta gente sabía cosas importantes, y que buscaran la forma de acceder a eso. Pero lo que hicieron fue trasladar a Videla a Marcos Paz, cárcel de máxima seguridad. Eso fue claro, nadie tenía que hablar porque al gobierno (en aquel entonces Cristina era la presidenta) sólo le interesaba lo que sus aliados tenían para decir.

Un año después murió Videla, también Menéndez. De los grandes represores de la dictadura hay sólo uno vivo, Etchecolatz, se va a morir y ahí empezaran a lamentar por qué no dijeron todo lo que sabían. Tenían la oportunidad, la desaprovecharon.

¿Qué imagen te quedó de Videla?

Estaba deteriorado físicamente pero consciente de lo que había hecho. Era una persona que tenía la necesidad de hablar, de asumir una responsabilidad porque veía que estaba cerca de morir. El libro es una explicación, interesante, por parte de uno de los protagonistas.

 

 

*******

 

ELECCIONES 2019

Falta poco menos de un año para las elecciones, cauto Reato se animó a dar un primer veredicto: “Hoy Macri es favorito por varias razones: Primero porque la alianza es sólida y gobierna dos distritos importantes, donde tiene liderazgo, como es la Provincia de Buenos Aires y la Capital Federal. Por otro lado, la oposición está dispersa entre un peronismo no kirchnerista que no termina de emerger, y Cristina que tiene muchos votos pero un techo muy bajo. Por lo cual el Gobierno piensa que si la apuesta es con Cristina, Macri debería ganar. De todos modos falta mucho tiempo”.

 

Leave a Comment


Your email address will not be published.