“VIVAS NOS QUEREMOS, GRITEMOS NI UNA MENOS”


Algunas desnudas y con el cuerpo pintado, cinco mil más de las que concurrieron el año anterior en el encuentro realizado en Mar del Plata, reclamaron por el aborto seguro, legal y gratuito como también hicieron un fuerte pedido de declaración de emergencia por violencia sexual y doméstica haciéndose escuchar pacíficamente por un largo recorrido que comenzó en la plaza San Martín que delimita con las calles Santa Fe, Dorrego, Córdoba y Moreno.

Foto: Mercedes Bogo Morales

Foto: Mercedes Bogo Morales

Entre mujeres que se acercaron de toda Latinoamérica asistieron varias agrupaciones como el Frente de Mujeres e Igualdad de Género, Mala Junta, Mujeres Antipatriarcales y muchas más, que agarradas de las manos colmaron las calles en filas masivas. Al llegar a la avenida Pellegrini se escucharon distintos reclamos hacia el Estado y la iglesia: “A ver Mauricio, a ver si nos entendemos por aborto clandestino las mujeres nos morimos”. O “Si el papa fuera mujer el aborto sería ley, basta de patriarcado y que nos digas lo que hay que hacer, aborto libre y gratuito para que decida la mujer”.
También estuvo presente en los cánticos la consigna “Ni una menos” para decirle basta a los femicidios y el repudio a las medidas tomadas en este último tiempo por el gobierno de turno. “Macri, vos ya sabíasque a las mujeres nos matan todos los días, él ni una menos ya lo gritó y por tu ajuste el presupuesto no llegó, no queremos femicidios ni tampoco violación, porque vivas nos queremos, lucha y organización”. Debemos recordar que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cerró programas de atención a víctimas de delitos sexuales, aunque había prometido destinar un presupuesto a la causa.

Durante todo el recorrido se vieron bailes, cantos y “actings” en representación a lo que implica el aborto en nuestro país y el abuso que sufren todas las mujeres por parte de los hombres, medios de comunicación y la misma cultura que viene desde hace años tratando de oprimir los derechos de cada una de ellas.
Se marchó de forma pacífica y constante. Un poco antes de que concluyera, llegando al Monumento de la bandera donde se pondría fin a la jornada, algunas delegaciones pasaron por la puerta de la Catedral de la ciudad, que se encontraba rodeada de policías. En respuesta a las canciones contra la corrupción que ejerce la iglesia con los derechos de la mujer, las fuerzas policiales dispararon con balas de gomas, gases lacrimógenos y duras represiones tanto a manifestantes como a periodistas y fotógrafos que se encargaban de difundir el encuentro.
A pesar del incidente ocurrido en la noche del domingo, las mujeres decidieron no terminar de mala manera este encuentro y se reunieron alrededor de las once de la noche para realizar una peña y así darle un cierre a la multitudinaria marcha.

What others say about : “VIVAS NOS QUEREMOS, GRITEMOS NI UNA MENOS”..


Your email address will not be published.