AL PODIO DE YOUTUBE


Argentina es el tercer país de Latinoamérica en generar contenidos para ese sitio web. Esa comunidad de “youtubers” está conformada por más de 2.000 personas. Se reúnen en eventos que organizan en lugares como Groove o Vorterix. Esperan poder empezar a cobrar por sus videos gracias al acuerdo firmado entre Google y SADAIC.

Por Vanesa Cukier (@vanecukier) y Manuela Valenzuela (@ManuValen)

YouTube es la página más conocida de videos. Se reproducen tres millones por día y el 75% de su contenido se realiza fuera de los Estados Unidos. Argentina es el tercer país con mayor cantidad de producciones subidas, detrás de México y Brasil. La comunidad YouTuber de nuestro país hace reuniones en el Rosedal de Palermo para organizar creaciones en conjunto. También cuentan con un evento que se realiza en un punto de encuentro de gran importancia como Tecnópolis, donde ellos mismos realizan shows de stand up y tocan bandas en vivo.

Este fenómeno está integrado por jóvenes veinteañeros con distintas profesiones porque no pueden vivir, por ahora, de ésto. Aunque los más destacados, dentro de la comunidad YouTuber en Argentina, como Julián Crudo (27 años, empleado administrativo), que tiene 200 mil visitas en su canal llamado “Degoas Producciones”, cuenta que traspasó “la barrera de la computadora” y comenzó“con las presentaciones en boliches, teatros y eventos”.

Otro punto de encuentro donde la comunidad realiza estos shows, pero sin tener beneficios económicos, es el Rosedal, donde se juntan alrededor de 500 a 600 personas durante las reuniones oficiales. Pero los eventos más grandes que se realizaron fueron en Tecnópolis (2011), donde se hizo la primera movida. También armaron eventos en el teatro Vorterix (mayo 2013) y en Groove Palermo (agosto 2013), donde se reunieron entre 2000 y 2500 youtubers.

Por otro lado, Kevin Zelaznik, quien es conocido en las redes sociales como Kevo y porque una de sus producciones más vistas llamada “21 cosas que son una mierda” tiene casi 340 mil visitas, llegó a conseguir su actual trabajo a raíz de esta web en una agencia de publicidad y en la realización de diferentes videos para marcas reconocidas. Sin embargo explica: “Surgieron varias oportunidades pero tampoco se generan solas, tenés que laburar mucho para lograrlas”.

20110929154830

La primera reunión de la comunidad “youtubers” se hizo en Tecnópolis en 2011.

De todos modos, pocos tienen la suerte de Kevo, que lleva 57 cargas en la red. Publete Martínez (26 años) es técnico de línea en un laboratorio y cuenta que el contacto con el público lo ayuda mucho con el humor por eso la mayoría de sus 54 videos tratan sobre este tema. “Hubo mucha gente que me quiso contratar para hacer shows en eventos privados, pero no me animé, lo que si pude hacer fue un video para el programa Sin Codificar cuando estaba en América”, explica Martínez, que tiene 140 mil visitas en uno de sus videos más conocidos: “Consejo publicitario argentino”.

Además de compartir el mismo hobbie de crear y subir videos a la web, la comunidad YouTuber comparte la forma de transmitir el humor, algo esencial para conseguir seguidores, aunque aseguran que siempre se trata de no rozar la discriminación para no ofender a nadie. “Si me meto en terrenos delicados trato de ser lo más respetuoso posible, busco siempre llegar a un público más amplio pero conservo mi estilo. Meterme en temas complejos no creo que me ayude”, dice Martínez.

Más allá de la diversión y no contar con ningún beneficio económico hasta el momento, esta comunidad ahora cuenta con un acuerdo firmado por Google y la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC) en el cual los músicos argentinos podrán cobrar por los derechos de autor cada vez que sus videos sean reproducidos. Pero los youtubers  podrán tener este beneficio y cobrar estas regalías una vez que se hayan inscripto en SADAIC y después de registrar sus obras en la Dirección Nacional de Derechos de Autor (DNDA). A través de esto, generarán sus propios ingresos.

Leave a Comment


Your email address will not be published.