UN LARGO VIAJE A PULMÓN

La historia de Mariano Carvajal es de película: comenzó bailando breakdance en su ciudad natal (Fernández Oro), debió pagarse el pasaje a Japón para clasificarse a los Juegos Olímpicos de la Juventud y será representante nacional en el breakdance, que hace su estreno en Buenos Aires 2018
Por Nicolás Lafuente
Breakdance, es una disciplina que nació en los años setenta en los suburbios neoyorquinos de Brooklyn. Practicada en distintas partes del mundo como un arte callejero, este año estará presente en un Juego Olímpico como deporte a partir de octubre. Este deporte no posee un ente oficial que la regule, no cuenta con el apoyo de nadie. Por eso, quienes representarán al país en esta disciplina, llegaron a los Juegos solo con el apoyo de sus familias y el sacrificio de cada uno, como el caso de Mariano Carvajal.
Este joven de 17 años, que se hace llamar como Broly en el ambiente del breaking, nombre que sacó de uno de los personajes de Dragon Ball-Z, es oriundo de la ciudad de Fernández Oro, provincia de Río Negro. Mariano, con la voz entrecortada y temblorosa, recuerda los momentos vividos en su ciudad natal en donde iba a practicar a la plaza más cercana, a unos cuatro kilómetros de su casa. Allí, haga frío o calor, con su mochila colgando de su espalda, se dirigía en busca del mejor rincón para poder desplegar su piso vinílico y así poder mejorar sus pasos de baile.
El amor por este deporte le nació cuando recién comenzó a dar sus primeros pasos, gracias a la motivación de su padre hace más de una década atrás, en 2004, en la zona del Alto Valle. Mariano empezó a hacer sus primeras armas en el breaking junto a otros niños sin saber que algún día representaría a su país en una Olimpiada.
¿Pero de qué se trata esta disciplina? Básicamente es un mano a mano entre dos personas, en grupo o individual mostrando sus destrezas. Quien baile mejor obtendrá más puntos y saldrá ganador. Estos puntos, que se suman a por cada movimiento hecho por los competidores, los determina el jurado, pero cada uno tendrá una mentalidad diferente, ya sea por cómo empezó bailando el atleta o por propias experiencias a lo largo de su carrera como breaker, ya que siempre son exbailarines. Los más completos se llevarán puntos extras. Sin embargo, existen movimientos fundamentales que todo bailarín debe dominar: top rock, footwork, powermove y freeze.
Junto a otros tres bailarines de Rosario y Mendoza, Mariano participo de la WOSF Youth Breaking World Championship (Campeonato Mundial de Break dance juvenil). Este evento se llevó a cabo en mayo en la ciudad de Kawasaki, Japón. El joven rionegrino tuvo el valor de medirse ante otros participantes de distintas partes del mundo en donde culminó en el noveno lugar, en donde debió medirse ante 86 participantes de 24 países. Su deseo ahora es hacer un buen papel en los Juegos, ser reconocido por lo que hace, y poder competir en la Red Bull BC One, otra competencia de nivel internacional en la cual se enfrentan los mejores B-boys de todo el planeta. “Con mi señora hablamos de que no fue en vano todo lo que Mariano aprendió. Estoy muy contento como padre. Que él, en ese viaje, en ese mundo totalmente distinto al nuestro, se haya desenvuelto de esa forma, a mí me da la tranquilidad de que adonde viaje va a saber cuidarse solo”, señaló Yovany Carvajal, el padre de Mariano.
Ahora, vestirá los colores celestes y blanco con el anhelo de llegar a lo más alto del podio de los Juegos Olímpicos de la Juventud, en una disciplina poco conocida. “Entreno demasiado y me esfuerzo todos los días para llegar en donde estoy hoy. Fueron varias las etapas que pasé para llegar a un Juego Olímpico y, llegar de esta forma, es lo mejor que me pasó. Todo lo conseguí a pulmón. Siempre puse el pecho por el baile y lo que me gusta, y me dediqué a esto además de ir al colegio, a pesar de no tener tiempo para cosas que hacen chicos de mi edad. Sobresalir en lo que te gusta es lo mejor que te puede pasar”, finaliza Mariano Carvajal, quien estará acompañado por la mendocina Valeria González en la rama femenina.

LA IMPORTANCIA DEL ENARD EN EL GOLF

El representante argentino de los Juegos Olímpicos de la Juventud en golf por el lado masculino, Mateo Fernández de Oliveira y Federico Anselmo, ex jugador, director del Alto Rendimiento en este deporte, cuentan cómo se manejó el Programa Buenos Aires 2018 para llegar de la mejor manera a los Juegos y la ayuda que les brindo el ENARD durante los últimos años.
Por Tomás Bazán
En el Hurlingham Club se disputará el golf en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Mateo Fernández de Oliveira y Ela Anacona serán los representantes argentinos en dicho deporte. Los dos competidores llegaron a su lugar gracias al programa Buenos aires 2018 que inicio la AAG (Asociación Argentina de Golf) junto al ENARD. Un proceso que comenzó en 2014 y que en octubre les permitirá pelear por el podio en los Juegos.
Mateo Fernández de Oliveira, jugador del Club Náutico de San Isidro, y Ela Anacona, jugadora del Club Maschwitz, fueron los mejores del Ranking Argentino de Aficionados de la temporada 2017/2018, y ese puesto les permite ser los representantes argentinos del golf en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Es decir que Fernández de Oliveira y Anacona fueron parte de los 600 golfistas menores (sin hándicap) que fueron vistos y capacitados por la AAG, con ayuda financiera del ENARD, a partir del año 2014.
El programa Buenos Aires 2018, es encabezado por Matías Anselmo, director del Alto Rendimiento en la Asociación Argentina de Golf. Primero fueron a buscar golfistas menores y amateurs. Se probaron 600 chicos que se seleccionaron después de unas cuantas visitas a clubes de Buenos Aires y del interior. Los jugadores entrenaron en el Pilar Golf, la sede del alto rendimiento de este deporte, y contaron con transporte, palos de la mejor calidad.
Luego en 2016, también se entrenaron en Córdoba, en Villa Allende, donde el ENARD inauguró otro centro de alto rendimiento para la práctica y crecimiento de los jóvenes. El ex golfista Matías Anselmo cuenta que esos 600 chicos fueron practicando y evaluados con mucho tiempo y que se logró una gran relación con ellos.
El gran número de jugadores fue disminuyendo hasta llegar a cuatro, que fueron los que participaron en los Juegos Sudamericanos de la Juventud 2017. Después la cifra se redujo a dos. De ese modo surgieron los dos golfistas que representaran al país en los Juegos Olímpicos de la Juventud.
Durante el proceso de desarrollo de golfistas para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, a los chicos les brindaron transporte a competencias nacionales, internacionales, giras y hasta mundiales juveniles.
Mateo Fernández de Oliveira dice que el Programa Buenos Aires 2018 lo preparó de la mejor manera para los Juegos, a través de entrenamientos de doble turno, trabajos en el gimnasio, planes nutricionales, entrenadores capacitados y la posibilidad de jugar torneos muy importantes, hasta internacionales.
El jugador del Club Náutico San Isidro destacó que los clubes de otros países que visitó están al mismo nivel que los que se entrena. El golfista juvenil también habló de que recibe apoyo todos los días, hasta cuando están afuera. Y no solo ayuda deportiva; cuenta que entre golfistas, los directivos, los entrenadores, hay una gran relación que también lo hace crecer como persona.

LA MISMA FOTO, 20 AÑOS DESPUÉS

Francia venció a Croacia por 4-2 y se coronó campeón por segunda vez en su historia, luego del título logrado en su país, hace 20 años.
Por Jorge Baldino (@IndioBaldino10)
Croacia salió a jugar la final como lo que realmente era: el partido más importante de toda historia. Con una presión muy alta, sin dejar jugar al rival y tratando de quitarle espacios para la contra de los franceses, una de sus grandes virtudes. Pero en la primera oportunidad que tuvo, a los 18 minutos, Francia volvió a sacarle jugo a una pelota parada, al igual que contra Uruguay y Bélgica: centro venenoso de Griezmann al área chica, Mandzukic la peina de cabeza en contra de su propio arco y cobrar. Croacia se repuso rápido del golpe y 10 minutos después empató gracias a un zurdazo violento de Perišić dentro del área, luego de una jugada preparada.
Perišić volvió a ser protagonista, pero esta vez de manera negativa: tocó el balón con el brazo dentro su área y, luego de apoyarse en el VAR, el argentino Néstor Pitana (de buen arbitraje) decidió, correctamente, cobrar el penal, que Griezmann cambió por gol. 2-1 y al descanso.  
En el complemento, Francia se acomodó mejor y justificó el triunfo con los goles de Pogba y Mbappé. Mandzukic descontó para Croacia, luego de un error garrafal de Lloris al querer eludir al delantero y le puso un poco de picante al partido, aunque ya estaba definido. Solo quedó tiempo para ver el corazón de los croatas buscando hasta el final un nuevo milagro, que esta vez no se dio. Los balcánicos redondearon una Copa del Mundo histórica para su país, consiguiendo un subcampeonato que, seguramente, no estaba en los planes ni del más optimista. Y también tienen otro motivo de orgullo: Luka Modrić fue distinguido con el balón de oro como el mejor futbolista del Mundial. El belga Eden Hazard obtuvo el de plata y Antoine Griezmann el de bronce. Por su parte Kylian Mbappé fue designado como mejor jugador joven. El ingles Harry Kane se coronó goleador del torneo con 6 tantos.  
Didier Deschamps sonríe, festeja, abraza uno por uno a todos sus jugadores. Levanta la copa, la besa, posa para las fotos. Está acostumbrado a hacerlo. Lo hizo hace 20 años en Francia 1998, cuando alzó el trofeo con la cinta de capitán en su brazo. Hoy está al mando del barco, pero desde el banco de suplentes. Y sigue haciendo historia: con este titulo, se unió al selecto club de campeones del mundo como jugador y técnico, junto a Mario “Lobo” Zagallo y Franz Beckenbauer.

Francia demostró a lo largo de todo el torneo que es un equipo con muy buenas individualidades, que sabe a lo que juega y que tiene una columna vertebral sobre la cual apoyarse: la seguridad de su arquero Lloris (salvo por el blooper de hoy); la gran dupla central que conforman Varane y Umtiti; un mediocampo combativo y de calidad con Kanté y Pogba y un ataque explosivo y cerebral de la mano de Mbappé y Griezmann.
Con una gran final, se termina este Mundial Rusia 2018, que dejó resultados sorpresivos, equipos competitivos, muy buenos partidos, grandes desilusiones para algunos y sueños hechos realidad para otros. Habrá que esperar a Qatar 2022 para volver a sentir y vivir otra Copa del Mundo.

Categoría - ETERMUNDIAL

EL ESCRITOR DETRÁS DEL DELANTERO

Tim Cahill no sólo es el principal referente de Australia: el delantero, que en Rusia disputará su cuarto Mundial, es tan famoso en su país que su biografía es un libre indispensable para entender la idiosincrasia aussie.
Leer más

PROTAGONISTA DE LUJO

Dos campeonatos mundiales, cinco finales y dieciséis participaciones sobre veinte torneos disputados hacen de Argentina uno de los países más importantes para la historia de los mundiales.
Leer más