JHAN CARDONA: “LA MÚSICA ME SACÓ DE MUCHAS SITUACIONES”


El artista colombiano revelación del género urbano cuenta su inserción a la industria musical, reflexiona sobre los obstáculos que debió enfrentar en la vida y deja un mensaje esperanzador a los nuevos talentos musicales.

Por Sofía Altamirano

Jhon Pierre Cardona Sánchez es un cantautor y compositor de música urbana. Conocido artísticamente como Jhan Cardona llega desde Medellín, ciudad de Colombia, con temas inspiradores, basados en hechos reales e influenciados por el rap,hip hop y reggaeton. El cantante cuenta con 7 años de carrera musical, es considerado por muchos un ejemplo de superación y trabajo duro.

En una entrevista a través de su Instagram compartió los inicios de su carrera, su historia de vida y cómo fue escalando paso a paso para cumplir los sueños. Las palabras que expresa reflejan humildad, talento, carisma y transparencia al hablar de sus emociones. Una particularidad que lo destaca es la conexión y acercamiento que trata con sus fans.

Como en otras oportunidades contaste iniciaste género del rap pero, ¿Cuál fue el momento de tu vida que dijiste quiero hacer música y poder vivir de esto?

Yo iba a las batallas de gallos, tuve la oportunidad de ganar varias veces. Cuando llegaba la gente ya sabía quién era o cantaba una parte de cualquier tema y todos lo conocían. Entonces dije ‘esto lo quiero hacer en grande, poder en algún momento de mi vida llenar a un estadio, ir a un país donde la gente pida escuchar mi música y estar conmigo’. Tristemente en ese momento el rap no tenía una exposición tan grande como para uno pensar en llenar un evento con 100 mil personas, por eso empecé a escuchar nuevos ritmos y a camellar haciendo música comercial. Así las cosas fueron fluyendo. Cuando saqué Calvin Klein ese tema llegó a 70 mil visitas, lo escuchaban en Argentina y en Puerto Rico, lo pedían en las emisoras de internet. Después salió No me llames y muchos artistas internacionales empezaron a hablarme para decirme ‘que chimba esa canción’ o ‘me monto al remix’. Entonces me di cuenta de que por ese lado era. Y seguimos trabajando, yo tengo claro dónde vamos a llegar todo, es cuestión de tiempo y paciencia.

Cuando eras chico, ¿Qué querías ser cuando seas grande?

De chiquito mi sueño era ser astronauta. Mi mamá tenía unos tarros llenos de tornillos, tuercas, cajas de todo y me ponía a construir una nave espacial, me metía en esas cajas he imaginaba que estaba viajando al espacio. Después me regalaron una guitarra de juguete con teclas, yo la agarraba como si fuera un rockero o tomaba unos tachos de leche con dos palos y le pegaba todo el día a eso. Yo quería ser futbolista pero las cosas de la vida me llevaron a ser artista. Se tocar redoblante, repique, bombo con platillo, trompeta, entre otros instrumentos. La música siempre me tocaba y llegó en el momento que tenía que llegar, me sacó de muchas situaciones, vi otro panorama, me mostró que uno puede transformar su vida y la de otros. Cuando tuve una lesión en el fútbol estaba desorientado de que quería hacer, tenía muchas amistades que casi todos están muertos o en la cárcel. Por eso pienso que uno es la influencia de su entorno, además entendí que se puede viajar por el mundo con la música. Si hoy en día me preguntan que sería pudiendo ser lo que yo quiera, no lo cambiaría.

¿En tus comienzos te veías reflejado en algún artista que fuera un ejemplo a seguir?

Antes escuchaba muchos artistas además del reggaetón y rap. Cuando vas creciendo en el género vas encontrando diferentes cantantes, por ejemplo me gustaba Jowell y Randy, Arcangel, Bubaseta. De a poco fui conociendo otros exponentes, viendo que hay diferentes estilos, flows, esencias de todo tipo y ya te vas encontrando a uno mismo. Al principio se está muy desorientado, queres hacer muchas cosas y eso se puede convertir en una copia inconsciente de lo que te gusta. Siempre estuve muy pendiente de eso, a no parecerme a nadie, no ser como nadie.

¿A futuro con quién te gustaría trabajar?

En este momento con Feid, tuve la oportunidad de hablar con él y cantar en eventos juntos pero eso es de tiempo y paciencia, no es ir a tocar la puerta de una. Yo pienso que llega cuando tiene que llegar, no me quiero apresurar a grabar una canción con alguien que admire y tener un acercamiento prematuro porque tal vez el producto no va a salir de la mejor manera o si, pero sé que más adelante puede ser algo mejor. Sin embargo en mi nuevo álbum Niño Índigo he podido cantar con personas que antes admiraba y que cuando estaba empezando los veía allá arriba.

¿Y qué sentiste cuando se te presentó esa oportunidad?

No estaba consciente de eso hasta ayer que me puse a pensar que estamos grabando juntos con tal artista y canciones muy duras que le gustan a la gente. Por ejemplo el tema Enamorarme de nuevo va para 200.000 visitas. Entonces me doy cuenta que todo es un proceso de crecimiento, de no desesperarse y amar las experiencias como van viniendo, paso a paso. La vida se trata de eso.

Hace poco dijiste que artistas como Reikon te pidieron el remix de la canción “No me llames” pero que en ese momento no te sentías preparado ¿Hoy en día todavía sostenes eso?

Yo pienso que ya estamos preparados, eso viene después del próximo álbum. Tenemos todo fríamente calculado, subiendo escalón por escalón, quiero disfrutar y vivir el proceso. Con cimientos fuertes no hay carrera que se caiga. Mi meta siempre ha sido que mi equipo pueda cumplir sus sueños porque Jhan Cardona es una marca donde la imagen soy yo pero está quien hace los videos, que quiere ser el mejor director del mundo, mi manager que también quiere ser el mejor, el fotógrafo, el que consigue los eventos, mi productor, son muchas personas detrás. Por eso pienso que más importante que mi sueño unipersonal hay mucho puesto en juego y la idea es que todos tengan su reconocimiento, que sus familias también se vean beneficiadas. Nosotros venimos desde abajo, queremos lograr cosas gigantes, que todos aunque les caiga bien o no, digan “si Jhan pudo hacerlo, yo también puedo”.

¿Queres ser un ejemplo para todos los que sueñan con la música?

Claro, es que en la música todo es muy caro. Yo trabajaba turnos súper largos para poder ayudar a mi mama y lo poquito que me quedaba era para esto. Siempre lo vi muy lejos e inalcanzable pero me mantuve duro de mente y me he preparado para afrontar lo difícil. Ya estamos empezando a ver un poquito de la luz, entonces sabemos que si seguimos así la vamos a romper. Quiero que el día de mañana si un niño, niña, o quien sea ve que las cosas se le están complicando yo poder hablar con el resultado, porque el resultado habla por sí solo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.