REVISTA BONDI 2015


SALIR DEL SEDENTARISMO
Por Adrián Figueroa Díaz (@aadrianfd)
La comodidad del teléfono, la dependencia del mail, la apatía del inbox, el supuesto inmediatismo del DM y la rutina del escritorio afofan el ejercicio del periodismo. Dinamizan la búsqueda de datos y fuentes, sí. Pero encorsetan la práctica en una redacción, cuando no al living de la casa de quien cree que de ese modo se puede ser “profesional”.
El oficio es otra cosa. O sería bueno que lo sea. O que sea lo que fue, pero en términos de investigación, de calidad de producción, de pericia entrevistadora, de interpretación de datos, de chequeo información y de buena escritura.
A ese periodismo que nos gusta se lo hace callejeando. Por eso, en este primer número de Bondi trabajamos con una premisa: que los alumnos de ETER (re)encuentren el oficio en la calle.
Bondi es un trabajo colectivo de cuatro comisiones del segundo año de la carrera de Periodismo. Las notas fueron parte de una consigna para la materia Técnica Periodística II y, como tal, la pedagogía atravesó tanto la presentación del sumario, como la producción, escritura y edición de cada artículo.
Bondi hizo que el periodismo hecho por alumnos ruede en las calles, porque el oficio que queremos está en la verdad relativa del asfalto o del barrial. Ahí están las denuncias, las historias, las noticias. No podemos hacer crónicas por teléfono desde una redacción. O sí, pero no es lo que queremos. Lo que sí queremos es mirar, oler, tocar y oír lo que miran, huelen, tocan y oyen nuestras fuentes.
La calle nos interpela y nos talla como comunicadores. Hasta pone en tela de juicio los criterios periodísticos que nos enseñaron. La formación está en las aulas, el aprendizaje del oficio está ahí afuera.
Y hay que salir a buscarlo.

 

DESCARGAR