VAR PARA CREER


Con el VAR como aliado, el combativo seleccionado peruano aguantó la embestida uruguaya y terminó metiéndose en semifinales tras ganar 5-4 por penales luego de igualar sin goles en el tiempo reglamentario. Este martes, el equipo de Gareca va ante Chile por un lugar en la final.

Por Javier Testa

Paolo Guerrero sacudía los brazos, buscaba a alguien en la tribuna del Arena Forte Nova y enseguida salió corriendo para el centro de la cancha. En el camino, se abrazó con Ricardo Gareca y juntos fueron hacia el racimo de jugadores peruanos que acababan de eliminar a Uruguay en un partido plagado de polémica. Por los cuartos de final de la Copa América, el seleccionado peruano se quedó con el pasaje a las semi después de vencer por penales 5-4 a los dirigidos por Óscar Tabárez. En tiempo regular, el árbitro brasileño Wilton Sampaio, asistido por el VAR, le anuló tres goles al conjunto oriental por posición adelantada. La intervención de la tecnología fue determinante para que Perú haya logrado sostener el 0-0 en los 90 minutos y se convirtiera, después de la definición desde los 12 pasos, en una de las mejores cuatro selecciones de América.

Uruguay fue superior durante todo el partido, en el primer tiempo se adueñó de la posesión y el territorio e hizo prevalecer su poder ofensivo para inquietar al conjunto incaico. A la temible presencia en ataque de Luis Suarez y Edison Cavani, se le sumaban por los costados los siempre activos Nahitan Nández y Giorgian De Arrascaeta. En los primeros 45 minutos, bajo una intensa lluvia, el volante del Flamengo llegó a definir al gol desde el centro del área grande, pero el VAR hizo su primera aparición en el partido y colaboró para determinar, de forma correcta, un fuera de juego a Nández que fue quien oficializó de asistidor. Por su parte, Perú se limitó al pase corto y sin profundidad. Solo logró generar peligro con una arremetida individual de Guerrero que fue bien controlada por la defensa uruguaya.

En el complemento el dominio charrúa fue en aumento. Gareca determinó una línea de cinco volantes para contener la proyección de Uruguay, pero los de Tabárez recuperaban rápido y, con transiciones en velocidad, seguían generando situaciones de peligro. De esa forma llegaron las otras polémicas de la tarde: Cavani y Suarez definieron, pero el VAR otra vez aparecería para no convalidar lo que hubiese abierto el marcador. En la repetición, se vio a los delanteros uruguayos en posición adelantada milimétrica en ambas jugadas previas.

Todo fue de Uruguay, las chaces, la posesión y los méritos. Distinto fue lo de Perú, los del Tigre Gareca apostaron a cerrar sus líneas defensivas y contragolpear las pocas veces que pudieron desplegarse y acompañar a Guerrero, que luchó contra todos arriba. Al final del partido, aprovechando la velocidad de André Carrillo y Christian Cueva por las bandas y con el incansable Guerrero como faro en el área pudieron llevar el juego cerca del arco uruguayo, aunque sin inquietar a Fernando Muslera.

A Perú le alcanzó con la figura de un Pedro Gallese en el arco que durante el partido respondió con solvencia y, en los penales, le adivinó el remate a Suarez en el único penal errado en la tanda definitoria. La efectividad peruana desde los doce pasos hizo que la Bicolor no falle y termine definiendo el pase a las semifinales por 5-4. Uruguay se queda afuera (iba por su 16º título en Copa América), y Perú se enfrentará el próximo martes a Chile desde las 21.30, buscando el pase a la final, la tercera en su historia.

 

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.