EL PARTIDO SOÑADO


Lautaro Martínez fue determinante en la victoria por los cuartos de final. Convirtió en los primeros diez y se transformó en el máximo goleador nacional en la Copa América.

Por Tomás Walter

“Es el partido más importante que me va a tocar jugar. Siempre he soñado con esto. Trataré de dar lo mejor y ojalá que hagamos un buen partido para llevarnos la clasificación”, había declarado Lautaro Martínez, en conferencia de prensa, un día antes del encuentro frente a Venezuela por los cuartos de final de la Copa América.

Y vaya que lo demostró: a los 10 minutos del primer tiempo -luego de un disparo de Sergio Agüero- desvió la pelota con el taco, que finalmente se metió entre las piernas del arquero. Abrió el partido y le dio tranquilidad a Argentina, que luego de la mala primera ronda que había hecho, necesitaba demostrar rápidamente que estaba en torneo. Cinco minutos más tarde vio la tarjeta amarilla en una jugada en la que fue a presionar a un defensor venezolano, por la voracidad con la que estaba jugando. La segunda jugada clara de la Selección, en el inicio del complemento, también estuvo en los pies de Lautaro, derechazo que reventó el palo izquierdo venezolano.

El delantero de 21 años, surgido en Racing y actualmente en Inter de Milán, es el máximo goleador de Argentina en la vigente Copa América, con dos goles en tres partidos que disputó. Además es el máximo artillero en todo el ciclo de Lionel Scaloni con seis tantos en diez apariciones. Poder de fuego.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.