La reina Isabel II y su íntima relación con el deporte motor

Por Gabriel Moglia Sabatino, autor de la cuenta @grandes.historias.f1

El sábado 13 de mayo de 1950 es una fecha que quedó enmarcada en la historia del deporte motor. Había nacido la Fórmula 1. El escenario elegido fue un viejo aeródromo británico utilizado en la Segunda Guerra Mundial. Para la ocasión lo disfrazaron como circuito de carreras, y dio pie para realizar el primer Gran Premio de la era moderna. De acuerdo a la trascendencia que el evento tuvo en el Reino Unido asistieron celebridades de todo tipo, incluso miembros de la realeza británica. El rey Jorge VI y la reina Isabel, iban acompañados por una jóven Isabel Alejandra María, que por aquel entonces tenía 24 años. Desde su nacimiento su título era Su Alteza Real la princesa Isabel de York y se ubicaba en la tercera línea de sucesión al trono.

La largada del Gran Premio de Europa disputado en Silverstone estaba prevista alrededor de las 14.30hs de aquella radiante jornada. Luego del almuerzo, los monarcas dieron una vuelta al circuito saludando al público. Posteriormente a ello, los pilotos se alinearon afuera de sus autos en la grilla de partida, mientras una banda de granaderos interpretó “God Save The King”. Antes del banderazo inicial, el conde Howe presentó a los reyes a cada uno de los pilotos que formaron parte de la competencia, y tuvieron un momento de plática con los protagonistas. Uno de ellos era Juan Manuel Fangio. Cabe destacar que los ingleses respetaban religiosamente el descanso de los domingos, y por ende, los eventos deportivos tomaban lugar los sábados. Es por ese motivo que la carrera no se corrió el domingo como sucede actualmente.

Dos años más tarde, el 6 de febrero de 1952, Isabel heredó el trono de la Casa de Windsor y automáticamente pasó a ser reconocida a nivel mundial como Isabel II. Seis décadas separan dichos sucesos de los años 10´ del nuevo milenio. A lo largo de ese tiempo, tres pilotos de la máxima categoría fueron ordenados caballeros: Sir Stirling Moss, subcampeón en 1955, 1956, 1957 y 1958, Sir Jack Brabham, campeón en 1959, 1960 y 1966 y Sir Jackie Stewart, campeón en 1969, 1971 y 1973. La cuestión es que la monarca siempre tuvo una relación íntima con la Fórmula 1, y declaró ser fanática de Lewis Hamilton. Según comentan los medios ingleses, en 2008 miró por televisión la histórica definición en Brasil que derivó en el primer título de los siete que tiene el piloto oriundo de Stevenage.

Ya diciembre de 2021, Hamilton fue condecorado con la orden de caballero en el Castillo de Windsor por Carlos, el príncipe de Gales, heredero de la corona, y se convirtió en el cuarto piloto de la especialidad en obtener dicho título. Desde entonces, es reconocido como Sir Lewis Hamilton. A lo largo del 2022, las condiciones de salud de Isabel II, que cumplió 70 años en el cargo, desmejoraron y el pasado jueves 8 de septiembre permaneció bajo supervisión médica. Finalmente, su deceso ocurrió ese mismo día, y la noticia se convirtió en conmoción mundial.