LE PUSO EL MATE A LA COPA


Argentina logró el primer triunfo en esta Copa América contra el rival que lo dejó afuera de la anterior. Uruguay fue el verdugo en aquella noche santafesina. Hoy, la Selección fue un poco más: 1-0 en La Serena, gracias a un cabezazo de Agüero a los 55 minutos, que deja a los del Tata Martino primeros del Grupo B.

Por Santiago Castro (@santicastroo), Emanuel Lopes de Arede (@EmanueLopesA) y Gabriel Ruiz (@gabo_xnz)

Foto: Juan Roleri

Foto: Juan Roleri

Argentina logró el primer triunfo en esta Copa América contra el rival que lo dejó afuera de la anterior. Uruguay fue el verdugo en aquella noche santafesina. Hoy, la Selección fue un poco más: 1-0 en La Serena, gracias a un cabezazo de Agüero a los 55 minutos, que deja a los del Tata Martino primeros del Grupo B.
Durante el primer tiempo, Uruguay se metió en su campo y los dirigidos por Gerardo Martino, quien se fue expulsado por reclamar a los 31 minutos, buscaban con paciencia romper por afuera con alguna individualidad. El juego como buen clásico tuvo pierna fuerte, principalmente de los Orientales. La intención de Argentina fue la misma que se vio en el primer tiempo con Paraguay, mientras que la Celeste (vestida de blanco) fue morder en cada sector del estadio La Portada. Una entrada de Javier Mascherano a Nicolás Lodeiro, que le costó amarilla, desató unos cuantos insultos de ambos bandos antes de finalizar el primer tiempo.
Argentina volvió a hacer pie, pero chocaba una y otra vez contra el muro oriental que se quebró a los 55 cuando Sergio Agüero facturó de cabeza culminando una gran jugada por derecha de Javier Pastore y Pablo Zabaleta. La obligación pasó para los de Oscar Tabárez, que mandó al campo a Carlos Sánchez y luego a Abel Hernández. La albiceleste, más cómoda con la ventaja, ya no se apuraba y explotaba los metros que le daba Uruguay. La temperatura del clásico subió con el enfrentamiento de Marcos Rojo y Fernando Muslera en el área charrúa, que le costó la amarilla al lateral. El susto del partido llegó a los 74 cuando Diego Rolan desperdició por arriba del travesaño un rebote que había cedido Romero por remate de Maxi Pereira. A los 89, Chiquito Romero se volvió a vestir de héroe al taparle el empate en un tiro a la carrera de Hernández.
Argentina se enfrentará a Jamaica el sábado desde las 18.30 en el estadio Sausalito de Viña del Mar; con un empate se asegurará el pase a cuartos de final.


Síntesis

Por Lucas Brunelli (@BrunelliLucas), Matías Evaristo (@Mevaristo5) y Julieta Miguez (@julietabmiguez)

Foto: Juan Roleri

Foto: Juan Roleri

Argentina (1): 1-Sergio Romero; 4-Pablo Zabaleta, 17-Nicolás Otamendi, 2-Ezequiel Garay y 16-Marcos Rojo; 14-Javier Mascherano, 6-Lucas Biglia y 21-Javier Pastore; 7-Ángel Di María, 10-Lionel Messi y 11-Sergio Agüero.
DT: Gerardo Martino.

Uruguay (0): 1-Fernando Muslera; 16-Maximiliano Pereira, 2-José María Giménez, 3-Diego Godín y 6-Álvaro Pereira; 17-Egidio Arévalo Ríos, 20-Álvaro González, 7-Cristian Rodríguez y 14-Nicolás Lodeiro; 9-Diego Rolán y 21-Edinson Cavani.
DT: Oscar Tabárez.

Goles: 55m Sergio Agüero (ARG).

Cambios: 63m 5-Carlos Sánchez por Cristian Rodríguez (URU), 69m 8-Abel Hernández por Nicolás Lodeiro (URU), 78m 19–Ever Banega por Javier Pastore (ARG), 81m 18-Carlos Tévez por Sergio Agüero (ARG), 89m 8-Roberto Pereyra por Ángel Di María (ARG).

Amonestaciones: 30m Nicolás Lodeiro (URU), 45m Javier Mascherano (ARG), 64m Diego Godín (URU), 70m Marcos Rojo (ARG), 83m Sergio Romero (ARG), 85m Álvaro Pereira (URU).

Expulsiones: 30m Gerardo Martino [DT] (ARG).

Estadio: La Portada (La Serena).

Árbitro: Sandro Ricci (BRA).


Kun ventaja en el historial

Con la victoria por 1-0, los dirigidos por Gerardo Martino lograron la primera victoria en la Copa y también inclinaron el historial hacia su lado. En Copa América se enfrentaron 31 veces: 14 triunfos para Argentina, uno menos para los charrúas y cuatro empates. El último antecedente fue empate 1-1.

Por Natalia Auerbach (@natiauer), Juan Manuel Castillo (@manumontana11) y Gabriel Had D’Ippolito

Gracias al gol de cabeza de Sergio Agüero a los 56 minutos, tras asistencia de Pablo Zabaleta, la Selección se quedó con el clásico rioplatense y los tres puntos. Así, lidera el Grupo B (4 puntos) y el historial entre ambos en esta competencia.
El primer duelo por Copa América data del 16 de julio de 1916. Aquel partido, en cancha de GEBA, debió suspenderse por incidentes e invasión de cancha. Se reanudó al día siguiente en la vieja cancha de Racing y finalizó sin goles.
La última vez que se habían encontrado fue por los cuartos de final en la Copa América 2011, en Santa Fe, y terminó con festejo Celeste: tras el 1-1 en tiempo reglamentario (goles de Gonzalo Higuaín y Diego Pérez), los dirigidos por el Maestro Tabárez lograron la clasificación desde el punto del penal por 5-4.


Con Messi de arranque nunca perdió

El número diez de la Selección Argentina, Lionel Messi, disputó seis partidos oficiales ante Uruguay. La Pulga convirtió tres goles, todos ellos en Eliminatorias Sudamericanas. Además, se llevó la victoria en cuatro encuentros y empató uno. En el único que perdió, ingresó en el segundo tiempo.

Por Federico Dìaz (@FedeDiaz_ok), Ignacio Oubiña (@NachoOubina) y Santiago Strods (@SantiagoEzeS)

Foto: Juan Roleri

Foto: Juan Roleri

Con tres remates al arco, uno en el primer tiempo y los restantes en el complemento, la intervención de Messi no fue gravitante en la victoria ante Uruguay por 1 a 0. El capitán no sufrió tarjetas y consiguió su primer triunfo ante la Celeste por Copa América.
Once minutos fueron los que disputó Lionel en su primer partido ante los Charrúas, el 12 de octubre del 2005. José Pékerman lo hizo ingresar en lugar de Luis González. Dicho cotejo finalizó 1 a 0 a favor de Argentina en el cierre de la Eliminatoria. Solo seis minutos le bastaron para convertir un gol (jugó 88’) en su debut como titular con Alfio Basile de entrenador, el 11 octubre de 2008. Allí recibió su única tarjeta amarilla de las seis que posee.
Los siguientes dos encuentros, uno por Eliminatorias y otro por Copa América, no logró cosechar tantos en los 180 minutos. De todos modos, en el último ejecutó correctamente el primer disparo de la serie de penales. Ese 16 de julio 2011, la valla Celeste era defendida por Fernando Muslera. La otra víctima, Juan Castillo, recibió un gol de Messi con la particularidad que fue el único de cabeza en un clásico rioplatense.
Su único doblete lo consiguió el 12 de octubre del 2012, rumbo a Brasil 2014. El escenario fue el estadio Islas Malvinas, en Mendoza. El arquero volvió a ser ‘El León’ Muslera, quien lo sufrió a través de un tiro libre (por debajo de la barrera) y de un rastrón dentro del área chica.
En competiciones sudamericanas oficiales, Uruguay es la segunda selección, junto a Venezuela, que más sufrió al jugador del Barcelona, con tres tantos.


La idea no se negocia

Argentina enfrentó a Uruguay con la impronta que Gerardo Martino busca para la selección. Tenencia y rotación de pelota, salida limpia y presión alta. Los Charrúas propusieron despliegue físico y contra-ataques. Dos técnicos con dos propuestas distintas en un clásico centenario.

Por Sebastián Fernández (@SebaFernandez89), Sergio Farinazzo (@Faribb0) y Matias Kohama

Gerardo Martino advinó. Tal como lo explicó en su conferencia de prensa previa, Uruguay jugó contra Argentina como había hecho contra Jamaica.
La selección nacional fue fiel a la propuesta del Tata. Un 4-3-3 cambiante en base a la circunstancia del juego, pero con premisas fundamentales. Salida limpia, para la que Mascherano se posiciona entre los centrales, presión alta con Agüero como primer defensor e intento de recuperación rápida con posesión. En ofensiva, Argentina mostró a Pastore, que fue de lo mejor, con la intención de ser enlace. Un Messi suelto para iniciar el ataque y laterales que llegaron a posición de extremos, pero que abusaron de los centros y no generaron peligro.
Uruguay, por su parte, comenzó el partido decidido a esperar. El Maestro Oscar Tabárez dispuso un mediocampo con cinco jugadores que se posicionó en tres cuartos de cancha para generar el error y apostar a una contra con Edinson Cavani, quien quedó lejos de los volantes. Cuando tuvo la posesión, soltó a los laterales y no dispuso de jugadas mano a mano. Para la recuperación abusó de las faltas, rubro en que duplicó a la Argentina.
Tras convertir el 1-0, Argentina mantuvo su idea y buscó romper al rival, que abrió sus líneas y dejó espacio para los contraataques comandados por Agüero o Messi. Uruguay cambió el esquema y pasó a un 4-3-3, se adelantó en el campo y sumó jugadores ofensivos. Sin renunciar a la idea y a pesar de repetir errores del partido anterior, esta vez, Argentina lo aguantó y terminó celebrando.


El ‘Tata’ duró media hora
Por Marco Camparone (@mcampa_2126), Fernando San Martín (@fernandosmok) y Julián Zanatta (@10julianz)

Foto: Juan Roleri

Foto: Juan Roleri

El entrenador de la Selección Argentina, Gerardo Martino, fue expulsado durante el primer tiempo por protestarle al árbitro brasileño Sandro Ricci una ley de ventaja no cobrada, tras una falta sobre Pablo Zabaleta. En sus minutos en el banco se mostró con nerviosismo y disconforme con sus dirigidos.
En los primeros momentos del partido, Argentina no encontraba la forma de romper el cero y Martino comenzó a perder la tranquilidad. “¡Eso, que siga circulando, encuentren el lugar, sigan insistiendo”, alentaba enérgicamente a sus jugadores. El técnico nacional, vestido con una campera azul del seleccionado y con sus clásicos anteojos negros sin marco, lucía impaciente porque el estilo de juego que pregona no aparecía.
A los 31 minutos, Zabaleta sufrió una infracción de Nicolás Lodeiro y el juez detuvo el contraataque argentino para amonestar al mediocampista charrúa, y desató la furia de Martino. El entrenador salió del corralito para protestarle al chileno Julio Bascuñán, el cuatro árbitro, y automáticamente Ricci lo expulsó del partido. El Tata se fue de la cancha y observó el resto del primer tiempo desde la manga. Su ayudante de campo, Jorge Pautasso, ocupó su lugar en el banco de suplentes. Al comienzo del segundo tiempo, Martino se ubicó en un palco custodiado por la seguridad de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).
Fue la tercera expulsión del rosarino en Copas América. Las anteriores fueron como técnico de Paraguay en la edición 2011, frente a Brasil y Venezuela. También se convirtió en el primero en ser expulsado en un primer tiempo desde que le ocurriera al mexicano Javier Aguirre en el 2001. Además de Martino, otros dos entrenadores argentinos fueron echados en esta competencia. En 1995, en Uruguay, Daniel Passarella y en 1999, en Paraguay, Marcelo Bielsa.


Los cambios surtieron efecto
Por Yamil Mosqueira (@YamilMosqueira), Noelia Ortmann (@Nnoeliaa) y Alan Levin (@AlaanLevin)

Foto: Juan Roleri

Foto: Juan Roleri

Argentina le ganó 1-0 a Uruguay con gol de Sergio Agüero en su segunda presentación por el Grupo B, después de empatar frente a Paraguay. Las modificaciones que Gerardo Martino realizó con respecto al debut surtieron efecto.
En el primer partido que disputó Argentina en la Copa América frente a Paraguay estuvieron ausentes Pablo Zabaleta y Lucas Biglia. El jugador del Manchester City no fue titular el sábado porque se estaba recuperando de un traumatismo en su tobillo derecho, por su parte el volante central de Lazio entró en el segundo tiempo del partido del debut por Ever Banega.
Desde el arranque contra Uruguay, Biglia tuvo un rendimiento aceptable a la hora de cortar el juego en mitad de cancha y pudo contener a Nicolás Lodeiro y a Diego Rolán. Además estuvo preciso con sus pases a lo largo del encuentro demostrando por qué le ganó el puesto al jugador del Sevilla, campeón de la Europa League.
Zabaleta cumplió con su habitual solvencia en el lateral derecho y aportó la asistencia para el único gol del encuentro: un preciso centro a la cabeza del Kun Agüero.
Argentina cerrará su participación en la fase de grupos el sábado ante la Selección de Jamaica, mientras que Uruguay se enfrentará a Paraguay el mismo día.


América, el pariente pobre

En la 44º edición de la Copa América, la Conmebol premiará al campeón con la suma de 6,5 millones de dólares, casi el doble de lo que se entregó en la copa realizada en 2011 en Argentina, pero apenas un 17% de lo que se le otorgará al vencedor de la Eurocopa del año que viene.

Por Ariel Pagano (@ahpagano) y Agustín Véter (@agusvetere)

Copa-America

Por jugar los dos primeros partidos, Argentina se aseguró un millón de dólares de compensación, aunque dejó en el camino 50.000 verdes por no cumplir con algunas normas que exige la Conmebol: la ausencia de jugadores en la conferencia de prensa post partido ante Paraguay, el no concurrir a reconocer el estadio el día anterior al encuentro y, por último, el rechazo de Lionel Messi a recibir el galardón del mejor jugador del partido ante Paraguay.
La interesante cifra que recibió la AFA por las primeras dos fechas tiene que ver con el pago establecido por Conmebol por cada encuentro disputado de la fase de grupos (500.000 dólares), lo que les asegura a cada uno de las 12 asociaciones participantes un mínimo de un millón y medio de verdes. A los clasificados a cuartos de final se les adicionará un monto de 750 mil por participar en esa instancia. Una vez superado este escollo, a los equipos se les aumentará otro millón y medio por las semifinales. El ganador del tercer puesto obtendrá 750 mil dólares más, lo que hace un total en premios de 4,5 millones. Los equipos que lleguen a la instancia final en Santiago de Chile, el 4 de julio, tendrán en su haber 5,5 millones, mientras que al campeón se le sumará un millón más para concretar la cifra de 6,5.
La diferencia con la Eurocopa que se va a disputar el año que viene en Francia (con 24 participantes, el doble que en Chile) es abismal. Por el sólo hecho de clasificarse, la UEFA le dará a cada plantel 11 millones de dólares y el campeón obtendrá un máximo de 37 millones.

[huge_it_gallery id=”7″]

What others say about : LE PUSO EL MATE A LA COPA..


Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.