LEONARDO GROSSO: “LOS ARGENTINOS NOS VAMOS A TENER QUE HACER CARGO”


El diputado por el Movimiento Evita habló con ETERDigital sobre la coyuntura pre-electoral.

Por Andrés Eliseo González

Nació en la localidad de San Martín, la puerta de entrada al oeste del conurbano bonaerense. La política atravesó su infancia rodeada de militantes peronistas que discutían la coyuntura mientras la dictadura se moría, pero aún persistía la tensión de la violencia flotando en el aire. Tiempo después, ya adolescente, se volcó a la militancia dentro del secundario luego de ver como su barrio se inundaba, la gente perdía todo, y por culpa del hambre un compañero se desmayaba delante suyo. Así consiguió con sus compañeros que la escuela reciba un refuerzo alimentario. Armaron un centro de estudiantes y casi desde allí, Leonardo Grosso no paró. Hoy, el ya diputado por el Movimiento Evita, cuestiona que las siglas CONADEP sean tratadas tan livianamente, anuncia que “se desploma la mentira macrista” y como reconocida ‘marica’, aprovecha la fuerza de esa palabra, históricamente peyorativa, para transformarla en motivo de orgullo.

La palabra ‘marica’ fue apropiada por el colectivo LGTBIQ y vos te manifestaste como tal, rompiendo con un montón de preconceptos…

Cuando dije todo eso, dije que “en una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política”, que es una frase de Carlos Jáuregui. Retomar la palabra ‘marica’ es hacer exactamente eso. Eso que me daba vergüenza, esa palabra que usaban para lastimarme, la agarré, y les dije a todos: “Acá estamos”. La construyo como una reivindicación política. Orgullosamente marica como una respuesta política a toda la discriminación que sufrí en mi vida.

—A lo largo de este último tiempo las redes sociales ayudaron a darle visibilidad a un montón de agresiones que gente del colectivo LGTBIQ sufrió. ¿A vos te paso en carne propia que te hayan insultado o que te hayan querido golpear?

Nunca me quisieron golpear. Pero yo he tenido muchas veces miedo de caminar de la mano con mi marido por distintos lugares. De hecho todavía hay momentos o lugares donde no voy de la mano de mi marido porque es peligroso. Es así en Argentina y en el resto de países de América Latina. Después yo también desde hace un tiempo largo ya me encargaba de poner un límite. Por ejemplo decían “Uh estos son todos putos”. Y yo respondía “No, estos no son putos. Puto soy yo”. Quedaban descolocados.

En la marcha contra la reforma previsional fuiste agredido. Un perro de Gendarmería te mordió. Ahí apareció la mano de Myriam Bregman que ofició de abogada en favor tuyo. ¿En qué estado está la causa?

Myriam trabaja muy bien. Logramos que se llegue a reconocer quienes fueron los policías. Pero nosotros queríamos saber quién dio la orden. La primera vez que mandaron a la ronda de reconocimiento, los mandaron con pasamontañas. Ese nivel. Las cámaras que nosotros pedimos, conseguimos más rápido las cámaras privadas que las públicas. Cosas así, de mucha impunidad por parte de la señora Bullrich. La verdad es que nosotros no buscamos meter preso a un policía por eso. Buscamos denunciar la decisión política de reprimir manifestantes y en este caso a legisladores. Y esa decisión fue de Nocetti que era el jefe de gabinete de Patricia Bullrich y, de Patricia Bullrich. Lo que nosotros discutimos con esa estrategia judicial ahí es que hay un derecho a la protesta que no puede ser vulnerado por el Estado bajo ningún punto de vista. Sobre todo porque nosotros nos manifestábamos pacíficamente. Y la policía se dispuso a reprimirnos para disuadir una movilización.

Hace unos días hubo un revuelo por comentarios que hizo Gisela Marziotta con respecto a este tema de la CONADEP para periodistas. El estado del periodismo, ¿cuál es?

No estoy de acuerdo con lo que dijo Marziotta. Me parece una pavada. No me parece bien que se hable de una CONADEP. Es ningunear un problema enorme para la República Argentina como fue la dictadura militar y comparar a los periodistas -piensen lo que piensen- con los militares, es una locura. Yo nunca creí que los periodistas sean parte del problema. En todo caso, nosotros hicimos la Ley de Medios y no construimos un sistema federal y democrático de medios. Estuvimos 4 años construyendo la Ley de Medios y ni siquiera les dábamos las licencias a las radios comunitarias de las barriadas. Entonces, si vos no construiste un sistema de medios hay un problema y una responsabilidad. Después, los periodistas tienen que trabajar, los periodistas opinan y pueden estar acertados o equivocados. Yo soy muy respetuoso. Me invitan a cualquier programa, a cualquier canal y digo lo que pienso. Sé que algunos te invitan mas, otros menos, pero eso pasa en todos lados.

En la Capital Federal está rondando una cierta aroma a ballotage. ¿Es posible quitarle ese bastión al macrismo?

Lo que se desploma es la mentira macrista. Han implementado la lógica de que antes la pasabas bien y ahora tenes la culpa. La lógica de persecución sobre los trabajadores y las trabajadoras. Siempre la culpa estaba en el eslabón más débil de la sociedad. Y después, en la elección todo el mundo se animó a decir “Che, no era yo. Eran estos que se dedicaron a llenarse de plata ellos y sus amigos empresarios y a sacárnosla a todo el resto”. Y en esa situación me parece que cae Larreta en la volteada. Los medios no hablan de Larreta. Pero, la gente no es zonza. ¿Es posible ganarle a Larreta?. Yo creo que sí. Y si vamos al ballotage no tengo dudas que podemos construir esa mayoría para ganarle. Porque en la ciudad la gente está muy afectada por la crisis económica que Larreta defendió durante todos estos años.

Si gana Fernández, ¿cuál supones que va a ser la relación con el FMI y cuál va a ser la reacción de Fernández en el caso de que se le pida más ajuste?

Alberto fue claro con el ajuste. La deuda no se va a pagar a costa del sufrimiento de los jubilados o del pueblo argentino. De hecho planteo una salida a “la uruguaya”, que es la extensión del plazo del pago de la deuda. Que se tiene que negociar si o si porque de hecho, ya estamos en default. Creo que la relación con el Fondo va a ser de una relación sincera, porque somos su principal deudor. Lamentablemente el 80% de esa plata se fue en la timba financiera. Y lamentablemente también los argentinos nos vamos a tener que hacer cargo del mal manejo de Mauricio Macri y del peor equipo de los últimos 50 años porque han hecho un desastre en la Argentina. Pero lo cierto es que los peronistas somos pagadores seriales. Y que siempre que agarramos el gobierno, lo agarramos con endeudamiento de gobiernos liberales. Y nos hicimos cargo. Y lo resolvimos. Ese va a ser el escenario. Vamos a tener que enfrentar el tema de la deuda porque sino no vamos a tener inversiones y no va a poder crecer nuestra economía. Vamos a utilizar el camino del mercado interno, de la producción y el comercio nacional. Vamos a proteger nuestra industria que siempre es lo que ha funcionado y más rápido. Pero también, necesitamos las inversiones directas. Y para eso, necesitamos resolver el problema que generaron estos muchachos.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.