LOS PRIMEROS CAMPEONES DEL MUNDO


En 1950, el equipo de Jorge Canavesi sorprendía a todos en el primer Mundial de básquet, con el plus de desarrollarse en Argentina. Un repaso por cómo el equipo nacional logró una hazaña en el Luna Park y la épica de vencer a Estados Unidos.

Por Julián Ledesma

Europa venía de ser un mar de pólvoras e invasiones y estaba en plena reconstrucción. En un diferente plano, tan así que el secretario general William Jones propuso en un congreso de la FIBA (Federación Internacional de básquet) organizar el primer Campeonato Mundial de Básquet en 1950; un evento totalmente inédito. Se decidió que se disputara en América, lo más lejos posible de las tensiones y el país elegido fue la Argentina, con el Luna Park como sede principal.

Con un formato que incluía ronda preliminar, repechaje y ronda clasificatoria, el torneo comenzó el 22 de octubre de 1950. Formaron parte fueron Estados Unidos, Chile, Egipto, Francia, Yugoslavia, Brasil, Ecuador, Perú, Argentina y España.

A la hora de formar un primer plantel, el entrenador de la Selección argentina, Jorge Canavesi, luego de un proceso de selección de jugadores, eligió 16: Pedro Bustos, Hugo del Vecchio, Leopoldo Contarbio, Raúl Pérez Varela, Vito Liva, Oscar Furlong, Roberto Viau, Rúben Menini, Ricardo González, Juan Carlos Uder, Omar Monza, Alberto López, Alberto Lozano, Ignacio Poletti, José Ventura y Jorge Nuré.

Esos mismos lograron una victoria en el debut,  56-42 a Francia, accedieron a la ronda final, en la que derrotaron a Brasil (40-35), Chile (62-41), otra vez a los franceses (66-41) y Egipto (68-33). Argentina llegó así al último partido para definir el primer puesto, una empresa nada fácil, frente a una potencia Mundial: Estados Unidos.

La final se disputó el 3 de noviembre. El equipo de Canavesi tenía que medirse ante un equipo entero de los Denver Chevrolets, jugadores de la talla estadounidense como Bob Fisher, Bryce Heffley y Tom Jaquet estuvieron en cancha.

El encuentro fue el de más alto puntaje: un triunfo 64-50 a favor para los de casa. Hugo del Vecchio se dio el lujo de diferenciarse de los demás con sus 14 puntos. El básquet argentino inició su historia mundialista con un título que nadie esperaba. El equipo de Canavesi pateó el tablero  y sorprendió a todos con un título para el país, ovacionado por todo el Luna Park.

Leave a Comment


Your email address will not be published.