NAHUEL MAZZA: “LAS REDES FACILITAN QUE UN NEGOCIO SE VUELVA REAL”


Uno de los creadores de Peppers cuenta cómo surgió esta marca de pantalones, su inserción en las redes sociales y el crecimiento hasta abrir un local en Palermo Soho.

Por Lourdes Seoane

Nahuel abre las puertas las puertas de su local en Jorge Luis Borges 2029 con una cálida sonrisa. Al entrar los colores y estampas de las prendas, distribuidas a los costados en perchas y sobre una mesa grande en el centro, le dan vida al espacio. Hay carteles de neón que anuncian “En Peppers es mejor” y un ají grande, que es el logo de la marca. También hay música y pantallas. 

En el entrepiso, al que se sube por una escalerita anclada a la pared, se encuentra su oficina que fue espontáneamente montada y da cuenta de que, como Nahuel Mazza, uno de los creadores de la marca, afirma que “todo fue armado en un entorno muy familiar”

Mientras juega con una gomita elástica que sostiene entre sus manos, inquieto, nervioso, aunque con seguridad, Nahuel revela cómo su marca de pantalones que surgió de una charla entre amigos que vieron una falta de propuesta, hoy en día cuenta con 107 mil seguidores en Instagram y su primer negocio en Palermo. Próximamente lanzarán una línea con modelos de Disney para los más chicos.

Peppers comenzó las ventas a través de sus redes sociales en enero del 2017. ¿Qué te inspiró a realizar estos pantalones?

A mediados del 2016 cuando viajaba mucho a Brasil, a Bahía, veía que estaba muy de moda el pantalón bahiano, cómodo, y en el ir y venir de allí y de hablar con Lucas, mi socio, vimos que había una falta de propuesta que son pantalones relajados y divertidos que podían llegar a tener un buen efecto en el mercado.

¿Las expectativas que tenías en cuanto al éxito de la marca fueron superadas por la realidad?

La verdad que sí. No empezamos con mucha expectativa. Fue algo que se fue dando y tanto Luqui como yo teníamos otros trabajos. Al principio le dedicamos a Peppers un ratito, después le empezamos a dedicar un rato más, tuvimos que dejar otro trabajo, y empezar a tomar gente. Ahora nos dedicamos a tiempo completo. Tenemos una fuerte venta online, y abrimos el mercado en Uruguay, Chile y Bolivia.

Hace poco abrieron su primer local en Palermo Soho. ¿Qué los impulsó a llevar a cabo esta apertura a pesar de la fuerte venta online que manejan?

El local es un negocio distinto. Entra mucha gente que no te conoce por las redes y les llama la atención porque es una novedad. Teníamos que dejar el showroom donde estábamos, fui a un par de aperturas de locales y al verlos me preguntaba: “¿por qué no puedo tener mi propio local yo?”. Tuve suerte de encontrar algo de costo no muy alto. Hoy en día tener un local es un quiebre para Peppers y es un ida y vuelta con la gente muy distinto y lindo.

¿Qué tan importante creés que es el marketing en las redes sociales?

Es muy importante ya que las redes sociales te facilitan que un negocio pase de ser un microemprendimiento a una realidad en poco tiempo. Nuestro fuerte es la venta online. Desde el momento que arrancamos nosotros nuestra casa siempre fue Instagram. Empezamos en esta red social y crecimos ahí. Hicimos acciones con influencers como Mery Granados, Stefano de Gregorio, Agus Sierra, que realmente sirvieron con el objetivo de sumar seguidores mediante sorteos, por ejemplo. Lo bueno de los influencers es que en la cantidad de días que está pactada la acción, uno puede cuantificar los resultados que reflejan el efecto que tuvo en las visitas, las ventas, en los que se factura en el día y demás. Por eso es muy importante el ida y vuelta que tiene el influencer con sus seguidores. Hoy en día tenemos 107 mil seguidores en Instagram, y arrancamos con cero.

Además de Instagram, tienen una cuenta de Facebook. ¿Venden por medio de esta red social?

Facebook sirvió mucho los primeros años cuando la gente prefería comprar desde la computadora. Esto ahora cambió un poquito y todo se hace desde el teléfono. Instagram es la red más fuerte hoy en día y Facebook pasó a un segundo plano. Las estrategias de venta son pensadas para Instagram y pagamos publicidad solo para esa red.

Peppers comenzó con dos únicos diseños: pizzas y donas. ¿Cómo fue el proceso de sumar más modelos y estampas?

Fuimos sumando licencias. Nos juntamos con la gente de Warner para tener productos oficiales. Tratamos de llegar a todos los nichos. Ahora estamos en búsqueda de licencias para los más chiquitos. La idea es ampliarnos y sacar Peppers Kids y que sean diferentes estampas porque entendemos que al que tiene 25 años no le copa verle la misma estampa al chico de 5 años, entonces queremos que el chico de 5 años tenga su estampa, y se puedan diferenciar. Tendremos una reunión con la gente de Disney que les interesó lo que estamos haciendo y nos ofrecieron un par de licencias.

¿Cómo sobrellevar una marca en un contexto de crisis?

Este año, cuando uno averigua la situación financiera de marcas grandes, se da cuenta de que están quebrando, se están desarmando. Empresas que pasaron de tener 150 empleados a 15 o 20. La suerte que tuvimos nosotros es que Peppers se está armando. Fuimos dando pasito a pasito porque dar un paso en falso es retroceder dos o tres. Estamos creciendo de manera consciente. Fue armado todo en un entorno muy familiar.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes que quieren tener su propio emprendimiento?

Que tomen la iniciativa y lo empiecen. Peppers no empezó con el objetivo de ser un negocio para ganar plata. Le dedicamos tiempo para no apurar a la marca, porque las marcas tienen sus tiempos. Va a haber un montón de contratiempos en el medio, pero uno tiene que saber que está aprendiendo. Hay que jugársela y si le ves proyección hacerlo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.