Neymar, aunque no brille, siempre dice presente

Contra Chile, el 10 de Brasil no tuvo su noche más destacada, pero participó en el gol con un taquito y luego exhibió su don de líder.


A pesar de que Brasil está acostumbrado a tener el dominio en cada partido, la Selección Chilena le jugó de manera inteligente y logró contener a Neymar. La figura de del Scratch no se destacó como esperábamos.

Antes del comienzo del partido, se notó a Ney con una pequeña molestia visible en su pierna izquierda. Mostró un vendaje en su tobillo y dejó claro que existía una incomodidad.

En el primer tiempo del partido, Brasil tuvo poca participación del astro, quien de todas maneras marcó dos asistencias claras que terminaron en buenos remates al arco. Se lo notaba fastidiado adentro de la cancha: todo indicaba una molestia muscular. 

Aunque no fue uno de los mejores partidos del 10 del seleccionado brasileño, buscó en todo momento una igualdad de condición con los demás jugadores acompañando en cada jugada, pisando y escondiendo la pelota (cuando fue necesario hacerlo), recibiendo los pases y buscando el lugar para enganchar para el centro. Tuvo muchos tiros de esquina para ejecutar, pero ninguna jugada de pelota parada terminó siendo clara. En algún momento se lo notó impreciso para enviar esos centros cerrados. Sin dudas estuvo incómodo en el primer tiempo: tanto el candidato de la copa como su gran figura.

Al comienzo del segundo tiempo, ingresó Lucas Paquetá, quien definiría fuerte abajo luego de un pase gol de taco del astro del PSG para poner el 1-0 y darle la victoria a Brasil. No tuvo una de sus mejores participaciones, pero en este segundo tiempo el delantero mostró nuevamente un claro liderazgo y ya se prepara para una nueva semifinal.