UN PARTIDO PICANTE EN UN RECINTO FANTASMAL


España, con un inesperado cambio de entrenador, y la Portugal de Cristiano Ronaldo abrirán el Grupo B. En el estadio Olímpico Fisht, ubicado en Sochi, no se disputa un encuentro desde hace un año en la Copa de Confederaciones.

Por Federico Madeo y Javier Testa

La sede Fisch Olympic Stadium, la más sureña del evento mundialista, se encuentra a la vera del Mar Negro y a los pies de las montañas del Cáucaso. El proyecto de construcción del estadio comenzó en el año 2006 con finalización de la obra en 2013. Se utilizó como ceremonia de inauguración y cierre de los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, en donde la capacidad del lugar ascendió a 48.000 espectadores. Su locación es en el Parque Olímpico, a más de una hora de viaje del centro de la ciudad, cercano al circuito de Fórmula 1.
Desde el 29 de junio de 2017 que no recibe una contienda futbolera. El último partido célebre en el lugar fue el triunfo de los alemanes por cuatro a uno contra los mexicanos en la Copa de Confederaciones. Además, por este torneo, el estadio albergó otros tres: Australia – Alemania, México – Nueva Zelanda y Camerún – Alemania, todos de la primera fase. En total solo se jugaron siete partidos de fútbol en el estadio y el club local FC Sochi jugó únicamente un encuentro por la tercera división rusa ante 6000 personas. Luego se retiraría de la Liga Rusa en la temporada 2016-2017, por falta de rédito tanto en lo económico y en lo social, ya que casi no tiene repercusión entre sus habitantes. El estadio, con un coste final aproximado de 778 millones de dólares, intentará a través del mundial encontrarle un legado que pueda atraer a los locales sino quedará en el abandono como es el caso de los estadios de Brasil 2014, Manaos y Brasilia.
A este escenario llega uno de los máximos candidatos: España. Y lo hace con una inesperada crisis como lo es la decisión de la Real Federación de expulsar a su ahora ex entrenador, Julen Lopetegui, tras el anuncio del Real Madrid de la contratación del vasco en lugar del saliente Zinedine Zidane. Su reemplazante es Fernando Hierro, un histórico de la selección ibérica que cumplía funciones de Director Deportivo. Todo esto sucedió a 48 horas del debut. Si afecta el juego y las chances de coronación de Iniesta, Isco, Busquets y compañía es un interrogante que solo despejará el correr de la pelota.
Por otro lado, los portugueses llegan como actuales campeones de la Eurocopa y, en la Eliminatoria, quedaron igualados con Suiza en la primera posición (nueve victorias y una derrota), que se definió por la diferencia de gol (32 tantos a favor) con el acceso de manera directa al mundial.
El choque entre lusos y españoles tendrá un agregado especial: Cristiano Ronaldo no convirtió ningún gol en los cuatro enfrentamientos oficiales que disputaron entre ambas selecciones. Aunque esta racha negativa en lo individual no quita que sea favorable en lo colectivo, debido con la figura del Real Madrid en cancha los portugueses tienen dos victorias, un empate y una derrota. El morbo de que el astro madridista rompa su sequía ante España a los ojos de su flamante entrenador será otro de los condimentos del partido.

PROBABLES FORMACIONES:
PORTUGAL: Rui Patrício; Raphael Guerreiro, Pepe, José Fonte, Cédric Soares; Bernardo Silva, Joao Moutinho, William Carvalho, Joao Mário; André Silva, Cristiano Ronaldo.
ESPAÑA: David De Gea, Jordi Alba, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Daniel Carvajal; Andrés Iniesta, Isco, Sergio Busquets, Thiago Alcántara, David Silva; Diego Costa.
Árbitro Principal: Gianluca Rocchi (ITA)

Leave a Comment


Your email address will not be published.