AGÓNICO TRIUNFO DE IRÁN


En la apertura del Grupo B, Irán derrotó 1 a 0 a Marruecos en el minuto 93 gracias a un gol en contra de Bouhddouz. Este es el segundo triunfo de los Oriente Medio en los mundiales, ya que el previo había sido el 2 a 1 a Estados Unidos en Francia 1998.

Por Ignacio Menéndez

En el partido de los no favoritos del grupo, Marruecos aprovechó que los asiáticos cedieron el control de la pelota para hacerse de la posesión desde el arranque y ubicarse en campo rival. Sin embargo, la movilidad de los jugadores marroquíes, guiados por el trío Hakim Ziyach, Karim El Ahmadi y Younes Belhanda, más el juego por las bandas, en especial la derecha que dominó Amrabat, no logró imponer la impresión de superioridad que ciertamente daban en situaciones claras de gol. La más clara llegó de una pelota parada, en la que Ziyach, primero, y Benatia, después, no pudieron doblegar al arquero Beiranvand.
A partir de esa situación, Irán tomó una actitud más agresiva en el mediocampo, se adelantó varios metros y comenzó a llevar peligro al arco de su rival, con un arma particular: laterales cercanos al área que caían en forma de centro. Sobre el final de la primera parte, los persas tuvieron su opción de marcar gracias a una recuperación Ebrahimi, que derivó en una corrida de su única punta, Sardar Azmoun, pero el balón le quedó un poco atrás cuando enfrentó a El Kajoui, quien achicó bien el ángulo y salvó a su equipo.
El complemento continuó con la tónica con la que terminó el primer tiempo. El elenco comandado por el portugués Carlos Queiroz persistió en embarullar el juego rival con la línea de cinco mediocampistas, pero desaprovechó las opciones que tuvo de contragolpe. Frustrados, los del norte de África aislaron a su centrodelantero, El Kaabi, y desapareció la fluidez que mostraron en el arranque.
A diez minutos del final, Ziyach metió una especie de volea desde la puerta del área que tenía destino de gol, pero el arquero Beiranvand volvió a ahogar el grito del jugador del Ajax. Hasta que, en el tercer minuto de los seis adicionados por el árbitro turco Cuneyt Cakir, un tiro libre desde el sector izquierdo ejecutado por Haji Safi cayó cerca del primer palo y fue desviado por el recién ingresado Bouhaddouz, que la metió en su propio arco y les otorgó involuntariamente el triunfo a los iraníes.
En su segunda presentación, los persas enfrentarán a uno de los candidatos y gran favorito a quedarse con la punta del grupo, España. Marruecos, al que se le cortó una racha de 17 partidos en condición de invicto, intentará levantarse ante la Portugal de Cristian Ronaldo.

IRÁN (1): Beiranvand; Pouraliganji, Rezaeian, Cheshmi, Haji Safi; Jahanbakhsh, Shojaei, Ebrahimi, Amiri, Ansarifard; Azmoun. DT: Carlos Queiroz.
MARRUECOS (0): El Kajoui; Amrabat, Benatia, Saïss, Hakimi; El Ahmadi, Boussafa; Ziyach, Belhanda, Harit; El Kaabi. DT: Renard Herve.
ÁRBITRO: Cureyt Cakir (Turquía).
ESTADIO: San Petersburgo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.