Alejandro Fabbri: “Con llegar la semifinal, podemos estar satisfechos”

El experimentado periodista deportivo le contó a ETERDigital sus vivencias en los mundiales y analizó cómo llega la Selección a Qatar.


Las experiencias mundialistas para el destacado comentarista Alejandro Fabbri empezaron cuando él tenía 10 años y fue como hincha. “Mi primer recuerdo es muy lejano, fue en el Mundial de Inglaterra 1966. Vivía con mi familia en Caballito y jugaba a la pelota con varios amigos, primero en la vereda y luego en un terreno baldío, donde varios chicos del barrio hicimos una casilla improvisada”, comenzó contando Alejo, quien continuó con el recuerdo: “Un día, uno de los chicos trajo una radio y escuchamos una parte del encuentro que jugó la Argentina contra España, con victoria nuestra por 2 a 1, con los goles de Luis Artime”.

Respecto a sus experiencias como periodista, el reconocido hincha de Platense dijo: “Cubrí todos los mundiales desde Estados Unidos 1994 hasta Sudáfrica 2010. Los avances tecnológicos que hay hoy en día permiten que las coberturas sean muy distintas, ya que hay centros de prensa, estudios y uno está más tranquilo”. Fabbri puntualizó cómo trabajó en cada cita mundialista: “En 1994 yo estaba a cargo de un programa de la medianoche, por lo que no viajé tanto. En Francia 1998, me tocó viajar mucho junto a Walter Nelson. Por último, en Alemania 2006 y en el 2010, entre ambos, hicimos 65 partidos desde los centros de prensa, porque las ubicaciones con cabina en el estadio son muy costosas”.

El especialista en historia del fútbol también se refirió a los mejores equipos que observó en los mundiales: “La Selección brasileña de 1970 tenía un juego vistoso y brillante, aunque contaba con una mala defensa. Yendo al ataque, con la pelota lo hacían bien, pero sufrían las ofensivas rivales al no tener dos grandes zagueros. El otro gran equipo, diferente a todo lo que vi, fue la Holanda de 1974. Desplegó un fútbol sensacional, similar al Barcelona de Guardiola y, en algún sentido, a la Argentina de Marcelo Bielsa. Ese equipo neerlandés no fue campeón, porque jugó contra una gran Alemania, pero sus jugadores no respetaban los puestos por lo que generaban confusión a sus contrincantes”.

Fabbri también habló sobre la mejor Selección Argentina que vio en una Copa del Mundo: “El equipo de 1986, que tuvo la ventaja de tener a Diego Maradona en su mejor momento, jugó siete partidos, ganó bien en seis encuentros y empató solo uno. Los alemanes nos hicieron pasar un pequeño susto, pero lo teníamos a Diego. Por otro lado, el conjunto de César Menotti de 1978 tenía jugadores fuera de serie de la mitad de cancha para adelante, sin embargo, la defensa daba un poco de ventajas; así y todo, Ubaldo Fillol fue igual de importante que Mario Kempes en la final con Holanda”.

Respecto al desempeño argentino a lo largo de la historia, Fabbri realizó un balance: “La Argentina está entre los cinco países más importantes en la historia de los mundiales. En el orden, primero viene Brasil, luego Italia, Alemania y cuartos estamos nosotros, mientras que el quinto puesto lo pueden pelear Uruguay, Francia o algún otro equipo. Dentro de los tres primeros, aparecemos debajo en cuanto al rendimiento histórico: ganamos dos mundiales; uno con Perú, altamente sospechoso y el otro con la mano de Maradona; no tenemos unos antecedentes limpios”. Para redondear la idea, concretó: “Brasil es claramente el mejor país en la historia del fútbol mundial: ganó cinco en donde no hay nada que decir y organizó dos que no pudo ganar”.

Para finalizar, se refirió a las chances que tiene el equipo de Lionel Scaloni en Qatar: “Ser campeón del Mundo es algo muy difícil. En ese caso, yo creo que la Argentina está para meterse entre los ocho mejores y, si me apurás, por su rendimiento podría alcanzar las semifinales y considero que con llegar hasta ahí ya podemos estar satisfechos”.

Dejar comentario

Dejá tu comentario