ALEMANIA NO PUEDE FALLAR MÁS


Este sábado desde las 15 (hora argentina), Alemania puede empezar a hacer las valijas de no ganar ante Suecia tras la derrota en el debut contra México. El partido se jugará en Sochi, con el arbitraje del polaco Szymon Marciniak.

Por Juan Cruz Vesely

El poseedor de la Copa del Mundo se enfrenta a una situación habitual a la vivida por sus dos antecesores: la eliminación en primera ronda. Tanto Italia -campeón de 2006- en Sudáfrica 2010, como España -victorioso en tierras africanas- en Brasil 2014, sino que se quedaron afuera en la fase de grupos. Algo similar podría ocurrirle a Alemania, que debe triunfar ante Suecia para no quedar eliminado o dependiendo de otro resultado tras un debut con derrota frente a México. Joachim Löw introducirá cuatro cambios con respecto a la formación del debut y sólo uno, la entrada de Niklas Süle por Mats Hummels, con molestias en el cuello. Los 11 que pondrá son: Manuel Neuer; Joshua Kimmich, Jerome Boateng, Niklas Süle y Jonas Hector, Toni Kroos e Ilkay Gündogan; Thomas Müller, Mesut Özil y Julian Draxler, y Mario Gomez.

En la vereda de enfrente se encuentra Suecia, que en el último tiempo a sabido disputar y dejar fuera de combate a grandes selecciones como Holanda (en el grupo clasificatorio) e Italia en el repechaje. No obstante, en la primera jornada tuvo que trabajar mucho para quebrar a los surcoreanos con un penal. El entrenador Janne Andersson harpá tres modificaciones ya que Filip Helander, Pontus Jansson y Marcus Rohden se quejaron de problemas estomacales y no viajaron a Sochi; además de Las malas noticias aumentaron en la plantilla de confirmarse la lesión del delantero Isaac Kiese en un tobillo. Los escandinavos formarán con Robin Olsen; Mikael Lustig, Andreas Granqvist, Victor Lindelöf y Ludwig Augustinsson; Victor Claesson, Sebastian Larsson, Albin Ekdal y Emil Forsberg; Marcus Berg y Ola Toivonen.

Estas dos selecciones ya han chocado previamente en cuatro Mundiales, con triunfos alemanes en Italia 1934 (2-1), Alemania 1974 (4-2) y Alemania 2006 (2-0) y una solitaria victoria sueca, como local, en la semifinal de 1958 (3-1).

Leave a Comment


Your email address will not be published.