ARGENTINA – BOLIVIA: UNA RELACIÓN TEÑIDA DE POLÍTICA Y FÚTBOL


Desde los inicios del peronismo, Argentina tuvo un vínculo de amistad con Bolivia. En efecto, Juan Domingo Perón fue influenciado por uno de sus movimientos revolucionarios y el pueblo boliviano, durante esos años, le tomó gran cariño a Evita, que perdura hasta hoy. Bolivia también fue el lugar donde fue asesinado Ernesto “Che” Guevara, quien tiene un altar en La Higuera. Todos estos hechos fueron acompasados, casi en simultáneo, por acontecimientos futbolísticos.

Por Nicolás Maldonado (@NicoAMaldonado9)

El 15 de agosto de 1937, en Bolivia se fundó el partido político “Falange Socialista Boliviana”, una agrupación cuyo fin promovía el nacionalismo combatiente del marxismo y el capitalismo. Nueve años después, en Argentina entró en ebullición el Peronismo, con Juan Domingo Perón a la cabeza. El General, surgido del GOU (Grupo de Oficiales Unidos), había sido influenciado por el movimiento boliviano, y llevó adelante un profundo nacionalismo, definiéndolo como una tercera posición, lejos de ambos extremos, como el capitalismo y el comunismo.

foto-1La selección argentina salió campeón del Sudamericano de 1947, con sede en Ecuador. El 4 de diciembre, en ese campeonato, Argentina venció 7 a 0 a Bolivia, convirtiendo a ese partido en la goleada del torneo. El conjunto celeste y blanco contó con figuras como Mario Boyé, Norberto “Tucho” Méndez, René Pontoni, José Manuel “Charro” Moreno, Félix Loustau y Alfredo Di Stéfano, figura de River Plate y jugador más destacado del torneo.

foto-2Mientras el conjunto dirigido por Guillermo Stábile festejaba su coronación, el presidente Juan Domingo Perón visitó junto a su esposa, Eva Duarte, el país boliviano. El primer mandatario argentino había comenzado con su estrategia para consolidar la unión Latinoamericana. “Lo que los argentinos han ambicionado siempre de los pueblos hermanos es una hermandad. Una hermandad inextinguible que los lleve al amor, a la sinceridad, a la lealtad. Que en esta parte del planeta todavía existan hombres que se sientan hermanos de sus vecinos”, declamó Perón.

En su llegada a la frontera boliviana, el 23 de octubre del 47, la pareja fue recibida por un desfile militar. Junto con el presidente boliviano, Enrique Herztog, llegaron a un acuerdo comercial. Visitaron yacimientos petroleros, escuelas y hospitales. Evita fue condecorada por Herztog con la cruz del cóndor de Los Andes, mientras recibían el afecto del pueblo vecino.

foto-3Luego de la visita al país latinoamericano, los dos mandatarios argentinos se acercaron a la frontera con Salta, donde allí repartieron medicamentos e insumos para los necesitados. “Algunos argentinos se quejaban con Eva de que los bolivianos se cruzaban a recibir medicamentos. Evita se enojaba y les decía que eran hermanos”, cuenta Ignacio (prefiere reservar su apellido), ex militante de la Juventud Peronista. “En algunos bares de la frontera argentino-boliviana todavía hay cuadros de Evita, allá le tienen mucho cariño”, concluyó. Con la muerte de Eva Duarte, en 1954, la calle paceña con el nombre Avenida Entre Ríos cambió por el de Eva Perón.

El último campeonato Sudamericano fue en 1967, luego pasó a llamarse Copa América. Uruguay, local, se coronó por séptima vez y como escolta quedó Argentina. Los primeros días de enero Argentina derrotó 1 a 0 a Bolivia en Montevideo, con gol de Raúl Bernao, mediocampista de Independiente. La selección nacional realizó una gran campaña, pero la final la perdió frente los “Charrúas”1 a 0.

En octubre de 1967 fue asesinado Ernesto “Che” Guevara. El “Che”, que había logrado la revolución cubana en 1959 junto a Fidel Castro, buscaba nuevos desafíos revolucionarios en territorio latinoamericano, con el fin de liberar definitivamente a la región. El ejército boliviano, junto a la CIA, logró capturarlo y fusilarlo. Juan Domingo Perón, con su movimiento proscripto en Argentina y exiliado en Madrid, le advirtió a Guevara que ir a Bolivia era un suicidio, ya que el pueblo boliviano no estaba preparado para una revolución, porque se había instalado una reforma agraria y empezaban a tener accesibilidad a la propiedad. Sin embargo, el “Che” siguió adelante con sus planes.

foto-4“Tu ejemplo alumbra un nuevo amanecer”, dice el monumento al Che Guevara que contiene un enorme busto. Ubicado en La Higuera, pequeña localidad de Bolivia del Pucará,  un pueblo de aproximadamente 50 habitantes.  Cada año, el 9 de octubre, día del asesinato de Guevara, varios turistas se acercan al lugar.

En Septiembre de 1973,  Argentina venció a Bolivia 4 a 0 por las Eliminatorias del Mundial de Alemania de 1974. El partido se jugó en La Bombonera y contó con la participación de “Pancho” Sá, Quique Wolf, Miguel Ángel Brindisi, Carlos Alberto Babington, Rubén Hugo Ayala y Enrique Omar Sívori.

A fin de año, el líder sindical boliviano Juan Lechín Oquendo visitó la Argentina. Perón, finalmente, había retornado al país e intentaba una unidad nacional. “He venido a conversar con el compañero (José Ignacio) Rucci para hablar sobre la central latinoamericana de trabajadores”, dijo el sindicalista boliviano ante los medios argentinos. “Después de mucho tiempo hay un líder nacional con repercusiones internacionales”, se refirió Lechín a Perón. Un año después Perón falleció y el gobierno quedó en manos de su segunda mujer, María Estela Martínez de Perón, quien sufriría un golpe de Estado. La unión Latinoamérica quedó en el pasado, la “Operación Aries” así llamada por los golpistas, intentó borrar todo rastro de esa hermandad y pasó a sindicar como “subversivos” a todo aquel que pensara lo contrario. Por muchos años el sueño de San Martín de una Latinoamérica unida quedó estancado. “Unidos somos inconquistables. Desunidos, indefendibles”, había declarado Juan Domingo Perón.

Leave a Comment


Your email address will not be published.