Argentina de menos a más

Terminó la fase de grupos del Mundial para Argentina que con goles de Alexis Mac Allister y Julián Álvarez venció a Polonia y logró avanzar como primero del Grupo “C” para enfrentarse, en octavos de final, contra Australia.


Dicen que el fútbol es de menos a más y así lo hizo Argentina durante la primera fase del Mundial. La derrota sorpresiva en el debut, ahora sí, quedó atrás porque con la victoria consiguió el primer lugar que era importante de cara a lo que se espera en zona de eliminación directa. En los papeles Polonia era el rival más difícil, pero dentro del campo la albiceleste dominó el juego, encontró oportunidades y además supo definirlo.

El trabajo de Scaloni no sorprendió. Preparó y analizó cada partido pensando en la dinámica propia del equipo y en potenciar los desempeños individuales que le dieron funcionamiento y le permitieron recuperar su juego. De 26 futbolistas disponibles ya ingresaron 21. En esta oportunidad, desde el comienzo Enzo Fernandez, Julián Álvarez y Cristian Romero, a quienes se sumó el debut de Thiago Almada que ingresó desde el banco en el complemento y el regreso de Germán Pezzella.

En la previa se abordó el encuentro entre Lionel Messi y Robert Lewandowsky (de pasado y presente Culé), pero más allá del saludo negado del Diez argentino, tras recibir una falta, y una charla sobre el final que eligieron preservar ante los medios, no fue una rivalidad válida de analizar en cuanto a rendimientos. El polaco admitió en una conversación con TyC Sports: “Hoy nos dominaron de principio a fin”.

En el primer tiempo solo intentó Argentina. Messi no pudo de penal, por una buena atajada de Wojciech Szczesny, pero el equipo mantuvo el sistema de juego e intentó en todo momento construir el gol con tenencia de la pelota. Es el partido en Mundiales con más pases concretados para la Selección.

Los goles llegaron al principio del complemento. Alexis Mac Allister definió un centro rasante de Molina y festejó su primer gol en Copa del Mundo. Lo mismo hizo Julián Álvarez, tras recibir un pase de su ex compañero de River, Enzo Fernandez. El segundo fue fundamental, para sentenciar el encuentro pero además, para poder dejar de hacer cuentas y mirar de reojo el enfrentamiento entre México y Arabia Saudita que podía definir el segundo lugar del grupo.

La clasificación fue para Argentina y Polonia que con 4 puntos y por diferencia de gol le ganó la pulseada a México que tuvo muchas llegadas en su partido, pero el resultado (2 a 1) no le alcanzó. En conferencia de prensa, el entrenador argentino, Gerardo Martino, renunció de su cargo.

Quedan solo finales. Y avanzar paso a paso. Queda el eco de una hinchada argentina que, como el equipo, creció y se afianzó en la cancha. Quedan algunas cábalas que fueron surgiendo y principalmente, de nuevo, la ilusión por ver al equipo que jugó bien y no negoció su fútbol.

Add Comment

Click here to post a comment