Argentina y el crecimiento del básquet 3×3

Carlos Spellanzón que hace varios años está metido en la Gestión Deportiva de esta modalidad del deporte, es el gran impulsor de este proyecto que fue aprobar por el Estado y el ENARD.


Argentina tiene un proyecto junto con el ENARD (Ente Alto Rendimiento Deportivo) para lograr un mayor crecimiento en el básquet 3×3. Cada año crece a nivel mundial a pasos agigantados y por primera vez se incluirá como nueva disciplina en Tokio 2021. Además el gobierno nacional le va a aportar 150 mil pesos a los atletas y entrenadores olímpicos, esta medida va a lograr generar mayor desarrollo en las infraestructuras de las instalaciones y mayor crecimiento en materia deportiva. Uno de los principales impulsores del proyecto en esta modalidad es Carlos Spellanzón, Director Nacional  en la CAAB (Confederación Argentina de Básquetbol)

El básquet 3×3 tuvo un gran impacto en la Argentina cuando consiguió la medalla dorada en los juegos olímpicos de la juventud Buenos Aires 2018. El sistema de clasificación a los torneos internacionales es diferente de los demás deportes en equipo. “El 3×3 se maneja por ranking, cuantos más eventos haces y más jugadores tenés compitiendo en la modalidad, mayor va a ser la cantidad de puntos y mejor tu posición en el ranking”, comentó el flamante Director Nacional a ETER digital. justamente hace mucho hincapié en el ranking de clasificación porque por ejemplo en Buenos Aires 2018 estaban en el puesto 43 y fueron invitados por ser locales.

Una vez presentado el proyecto el ENARD dio su aprobación para avanzar en la posibilidad de tener equipos en los distintos torneos del circuito mundial. Para crecer en el ranking FIBA, va a ser importante  que compitan en los campeonatos. Uno de los objetivos principales del plan de crecimiento es potenciar el nivel de los jugadores, generar mayor cantidad de especialistas en la disciplina y tener más entrenadores y árbitros.

El plan del proyecto incluye el programa de Escuelas Deportivas Argentinas (EDA) de la secretaría de deportes, sería un gran aporte para el desarrollo de las bases, con 46 escuelas en todo el país. Para lograr potenciar el trabajo, la idea es generar un circuito interno para la disciplina desde el que se pueda nutrir a los equipos de representación nacional con jugadores que hayan hecho un recorrido que incluya torneos locales, federativos y regionales que terminen en una final argentina.

En 2012 Carlos Spellanzón volvía de ser asistente del seleccionado femenino en el repechaje olímpico para los juegos de Londres y le indicaron que se tenía que encargar a dirigir las nuevas selecciones de 3×3 que disputarían el  primer Mundial de mayores, en Grecia.

“Yo no tenía idea, ni las reglas conocía”, comentó a este diario digital, el ex entrenador que en ese entonces durante 25 años dirigió el femenino entre Platense, Burzaco y Sunderland.

Finalmente fue histórico para Argentina ya que  conquistó la medalla de plata del seleccionado mixto.

Así comenzó la historia del entrenador de 52 años con la modalidad furor en el mundo y prioridad para FIBA y la actual gestión de la Confederación Argentina.

“La disciplina me gustó mucho y me empecé a interiorizar. En ese momento había poca información y creí que, principalmente, serviría para el femenino, para desarrollarlo y potenciarlo teniendo en cuenta que países más pequeños como Andorra, compiten en todos los mundiales con escasa población”, analizó el entrenador dedicado a la gestión deportiva, quién  primero fue Director Deportivo de la Liga Nacional 3×3.

Carlos Spellanzón se lo toma con mucha responsabilidad porque sabe de la importancia que tiene esta oportunidad de desarrollar una actividad en pleno crecimiento y cree en la intención del Consejo Directivo.

Dejar comentario

Dejá tu comentario