La camada argentina de bádminton

Los representantes nacionales se preparan de cara a los Juegos Olímpicos y en esta nota haremos un repaso por sus últimas competencias y resultados para ver cómo es su desempeño.


El desarrollo del Bádminton, en Argentina, está en pleno crecimiento. Se está incursionando para poder medirse en los torneos más importantes a nivel mundial, cosa que todavía no ocurre, pero los representantes nacionales están desarrollándose en los certámenes que concurren deportistas de todo el mundo con la intención de llegar a un nivel alto en la competencia

La más destacada es Iona Gualdi. Tiene 15 años y es parte de la delegación de Bádminton que representa Argentina. Tuvo su participación en el “Perú Internacional de Lima” y también en el “1° Brasil Junior Internacional 2019”.

La joven es una de las apuestas en el futuro de la disciplina, pero ya pisa fuerte en el presente. Se encamina a los Juego Olímpicos con unos resultados muy buenos en competencias de alto nivel. En el certamen disputado en Perú consiguió el puesto número 3 en el podio junto a su dupla Ailén Oliva. Vencieron en la primera ronda a las representantes Pérez y Tamayo, de Colombia, por   2-0 (21-10 y 21-15). En la siguiente ronda avanzaron por “Walk Over” y en las semifinales fueron derrotadas por el equipo de Guatemala que lo conformaron Paiz y Paiz, por 2-0 (21-17 y 25-23) para quedarse con la medalla de bronce.

En la parte masculina, los destacados fueron Nicolás Oliva y Santiago Otero quienes llegaron a cuartos de final tras haber derrotado en primera ronda a Martin y Robinson de Barbados, por 2-0 (21-12 y 21-12), en 2da ronda a vencieron a los locales Navarro y Tejada por 2-0 (21-9 y 21-14). Lamentablemente, en la siguiente llave, cayeron ante Castellanos y Martínez, por 2-1 (22-20, 18-21 y 21-11).

En el torneo Junior de Brasil se obtuvo la medalla de bronce en el apartado de singles donde Iona Guadi llegó a semifinales tras debutar en cuartos de final y vencer a Munnyk Laia, Brasil, por 2-1 (21-18, 13-21 y 21-16). En la disputa por el pase a la final cayó ante Tamires Santos, también de Brasil, y se quedó con el tercer puesto en un partido con resultado de 2-0 (21-17 y 21-7).

Juan Seguí, en single masculino, derrotó 2-0 (21-15 y 21-12) al brasilero Rafael Cabral y en la siguiente ronda venció 2-0 (21-16 21-14) a Caio Silva, también de Brasil. En cuartos de final, le ganó al local Enzo Anzai por 2-0 (21-17 y 21-8). En semifinales no logró concretar su pase a la final y obtuvo el bronce tras caer ante su compatriota Nicolás Oliva por 2-0 (21-13 y 21-12).

El destacado de este certamen fue Oliva. Alcanzó la medalla de plata tras haber conseguido 3 victorias. La primera fue frente al local Marcos Santos por 2-0 (21-19 y 21-14). En cuartos de final, venció por 2-0 (21-9 y 21-12), al paraguayo Mauricio Torres, dando paso al enfrentamiento con su Juan Seguí para confirmar que un argentino estaría en la final; lo venció y en la final no logró imponerse al brasileño Willian Guimaraes y perdió por 2-0 (21-12, 21-16).

Completaron la disputa de partidos en formato singular Sebastián Contró y Santiago Otero que se despidieron en segunda ronda, mientras que Mateo Maira fue eliminado en primera.

En dobles mixtos Gualdi y Maira concretaron otra medalla de plata tras haber obtenido ingresado en cuartos de final, avanzar por “Walk Over” y vencer en semifinales a Matheus Diniz y Luanna Capulí de Brasil ganándole por 2-1 (21-14, 10-21 y 21-18). En la final no obtuvieron la victoria ante los brasileños Willian Guimaraes y Sania Lima por 2-0, (21-8 y 21-15).

Los representantes en el Campeonato Mundial Junior 2019 en Lima fueron Florencia Bernatene y Mateo Dalmastro.

Mateo compitió en el doble masculino junto a Shae Michael Martin de Barbados. Inició su camino directamente en segunda ronda. Cayeron 2-0, (21-13 y 21-11), ante los italianos Lukas Osele y Kevin Strobl.

La mirada se la llevó Florencia que junto a Amanda Haywood disputó el doble femenino y vencieron por 2-0, (21-18 y 21-15), a las colombianas Brenda Gil y Tatiana Caicedo Muñoz. En los 16vos de final, perdieron 2-0, (21-8 y 21-7), ante Fatma Nur Tavuz-Kader Inal de Turquía.

En el formato de singles ambos perdieron en su debut. Por su parte, la representante femenina, obtuvo una derrota de 2-0, (21-7 y 21-5), contra la representante Reka Madarasz de Hungría. Y en el apartado masculino, no consiguió tampoco ganar; perdió 2-0 (21-13 y 21-7) ante Mitch Aubrey Nai Chung Tong, de Surinam.

Estos resultados reflejan la participación mixta por parte del seleccionado nacional buscando un desarrollo a futuro. Resultados irregulares reflejan la necesidad de competencia para poder crecer en la disciplina. Hay que destacar que, en Argentina, el bádminton es amateur y aunque tienen una propia federación donde se rigen, la economía que manejan para viajes, distintas necesidades como indumentaria y herramientas, son escasas.