ATLANTA Y SUECIA UNIDOS POR LOS COLORES


Seis décadas pasaron de la consagración del Bohemio en la Copa Suecia, frente a Racing por 3-1. El pueblo de Villa Crespo aún recuerda ese logro con emoción. Para Gonzalito, esa conquista y haber anotado un gol en aquella final, fue “tocar la gloria con las manos”.

Por Federico Taccone

El título de la Copa Suecia es una marca muy especial en la historia de Atlanta y sus hinchas. El 29 de abril de 1960 el Bohemio se consagró campeón al vencer a Racing por 3-1. Fue un torneo especial que organizó la AFA tras la participación de la Selección Argentina en el Mundial de 1958, en aquel país europeo.

La Copa comenzó en 1958 y llegó a su fin en 1960. Se llevó a cabo con los 16 equipos que habían participado en el campeonato de Primera de 1958. Fueron divididos en dos zonas: ocho equipos por cada una, y jugaron partidos de ida y vuelta. Clasificaba el primero de cada zona. Al Bohemio le tocó la zona B, acompañado de Lanús, Argentinos Juniors, San Lorenzo, Rosario Central, River, Gimnasia e Independiente.

Atlanta finalizó la primera parte con cuatro trunfos, un empate y dos partidos perdidos. Su debut fue contra River y goleó por 4-1. Luego: 4-2 a Independiente 4-2, derrota frente a Lanús por 1-0, empate 3-3 frente a Gimnasia, nuevo golpe recibido 4-3 contra San Lorenzo, victoria ante Argentinos Juniors por 1-0, y en la última ganó 4-2 frente a Rosario Central.

Tras las revanchas, el equipo de Villa Crespo terminó con 3 partidos ganados, 2 empates y 2 perdidos. Empató 1-1 frente a River y 0-0 con Independiente, luego ganó 1-0 contra Lanús y  Gimnasia, continuó con la derrota 2-0 frente a San Lorenzo, goleó 4-0 al Bicho, y en la última perdió 2-0 con Rosario Central.

Ambas zonas terminaron de jugarse en 1959. La A conformada por  Tigre, Huracán, Vélez, Racing, Newell´s, Boca, Central Córdoba de Rosario y Estudiantes de la Plata, terminó con Racing como puntero. En la B, el Bohemio igualó en el primer puesto con Rosario Central en 17 puntos y jugaron un desempate.

El desempate se llevó a cabo el 29 de abril de 1959 en cancha de Newell´s. Atlanta ganó 1-0 con gol de José Walter Roque. El Bohemio pasó a la final frente a la Academia, pero por un problema de la AFA la final tuvo que jugarse un año después.

La definición del certamen se llevó a cabo en el Viejo Gasómetro de San Lorenzo, frente a 8.300 espectadores. Atlanta formó con Néstor Martín Errea, Oscar Alejo Clariá, Julio Alberto Nuin, Norbeto Antonio De Sanzo, Carlos Timoteo Griguol, Rodolfo Carlos Betinotti, Mario Griguol, Alberto González, Domingo Rodríguez, Roberto Francisco Bellomo y Walter José Roque. Manuel Giúdice como director técnico.

 Racing alistó a Osvaldo Jorge Negri (fue sustituido por Ataúlfo Sánchez), Norberto Anido, Juan Carlos Murúa, Néstor De Vicente, Vladislao Cap, Juilio Gianella Manuel Alberto Murúa, José María Ferrero, Juan José Pizzuti, Rubén Héctor Sosa y Raúl Oscar Belén. El técnico era José Della Torre.

Alberto González, “Gonzalito”, quien ese día debutó en la primera de Atlanta y cerró el partido con el tercer gol, explicó: “Le pegué al arco sin pensar donde iba a entrar, y entró en un ángulo, era el tercer gol y para mí era tocar la gloria con las manos”.

A lo largo del encuentro, Atlanta se quedó con diez jugadores por la lesión de Mario Griguol. A pesar de esto terminó ganando 3-1 con goles de Nuin de tiro libre, Roberto Bellomo, de cabeza, y Alberto González. Sosa había anotado para la Academia. Así, el Bohemio se consagró campeón de la Copa Suecia, que nunca más se volvió a realizar. 

Luis Adrián Delvalle, hincha fanático del Boehmio, recuerda: “Cuando salimos campeones no lo podía creer. Villa Crespo estuvo de fiesta sin parar. Me acuerdo que habíamos arrancado bien la Copa, pero a medida que pasaba nos fuimos de cayendo en la segunda rueda y ganarle a Rosario el desempate fue clave para a ver gritado campeón”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.