Cardona otra vez fue importante

El volante de Boca fue titular en el 0 a 0 entre Colombia y Venezuela, por la segunda fecha de la Copa América. Generó situaciones de gol y nuevamente fue lo mejor de su equipo.  

Edwin Cardona estuvo enchufado desde los primeros minutos. Habilitó una y otra vez a sus compañeros, que no pudieron concretar por las reiteradas atajadas de Wuilker Fariñez. Fue muy difícil sacarle la pelota al hombre de Boca, que casi no la perdió e incomodó reiteradamente a la defensa de la Vinotinto, con pases filtrados certeros y centros peligrosos. Otra vez jugó como titular y se nota que cuando él interviene en el funcionamiento del equipo, Colombia genera más llegadas y oportunidades claras. Eso es algo que el técnico del seleccionado cafetero, Reinaldo Rueda, no desconoce. Sin embargo, luego de la media hora de partido se lo vio cansado y con menos participación en el juego.

Apenas arrancado el primer tiempo, precisamente a los 2 minutos, Cardona ejecutó un tiro libre en forma de centro, que luego de pasar por Duván Zapata, Mateus Uribe no pudo capitalizar ante la salida de Fernando Aristeguieta. A los 13’ llegó otra jugada de riesgo generada por el jugador de Boca, que dio un pase certero a Uribe y éste mandó el centro para que Yerry Mina se lo pierda abajo del arco. Diez minutos después “Crackdona” avisó de nuevo con un disparo de media distancia que el arquero de Venezuela sacó al córner. Fue una de las más claras que tuvo el diez en el partido. A los 31’ apareció de nuevo con un pase filtrado exquisito a Duván Zapata, que remató al arco y otra vez atajó Fariñez, figura indiscutible del encuentro. Sin embargo, el arquero dio rebote y Luis Muriel la mandó por arriba del travesaño. Antes de finalizar el primer tiempo hubo otros dos centros al área de Cardona, que llevaron mucho peligro, pero fueron despejados por la defensa.

En el segundo tiempo se desinfló. Casi no intervino en las asociaciones y estuvo algo errático. Las pocas veces que apareció fue para recibir y dar pases cortos. Además, se lo notó cansado, fuera de ritmo. Lo cierto es que Colombia empezó a mostrar un juego más vertical, que dependió menos del volante. Finalmente, a los 61’ el técnico cafetero decidió sacarlo y poner en su lugar a Luis Díaz. Fue otro partido bueno de Edwin, quien seguramente va a ser tenido en cuenta a lo largo de todo el torneo.