¿CÓMO QUE NO HAY FÚTBOL?


Juanma Viera es el caster de los partidos virtuales de FIFA, que transmite IESA Argentina. Junto al reconocido youtuber argentino Sebastián Fernández tuvieron la solución para divertir a más de 80 mil personas: el Desafío #YoMeQuedoEnCasaIESA. Se sumaron futbolistas como Toto Salvio, Domingo Blanco, Matías Melluso, Tití Rodríguez y Juan Franzoni.

Por Miguel Álvarez

El Torneo de FIFA reunió a 16 futbolistas profesionales, de la Superliga y, también de la MLS. El campeón fue Domingo Blanco, jugador de Independiente que venció en la final a Matías Melluso por un global de 4 a 3. El desafío duró dos días y el formato de la competición fue de partidos ida y vuelta. Pero no solo tuvo invitados deportistas, también contó con la participación del relator Walter Nelson y el comentarista Juan Pablo Varsky.

– Entre Sebastián Fernández y vos, ¿a quién se le ocurrió la idea del torneo?

– El torneo surgió por la charla que empezamos a tener con Sebas. Nosotros teníamos la idea de hacerlo, después nos enteramos que él también. Eso habilitó la comunicación, diagramamos un par de cosas. De pronto nos encontramos que entre los dos juntábamos a muchos jugadores y, un par de horas después teníamos 16 dispuestos a participar de un torneo que ni ellos sabían de qué se iba a tratar. Nosotros le brindamos todas las herramientas, para que se sintieran cómodos. La cuarentena influyó mucho para que esto se pudiera hacer.      

– Tuvieron una media de más de 1.500 personas mirando en vivo. ¿Fue lo que esperaban?

– Si bien la media estuvo, más o menos, entre los 1.500 espectadores, hay que pensar en un par de cuestiones: a veces empezábamos a transmitir a las 18 y el último partido era a las 22 o un poco más temprano, y eso, obviamente influye en la cantidad de gente que lo veía. Tuvimos picos de más de 3.500 personas. En un momento, juntando los números de todas las plataformas, llegamos a más de 6.000. Eso hizo que, después, el total de los espectadores superara los 80 mil. Uno se queda con el dato duro de lo que es la vista simultánea, pero si lo mirás a nivel global, nunca en nuestro país se había visto algo semejante hasta el momento.         

– Más allá que ahora los futbolistas tengan un poco más de tiempo, ¿fue difícil convencer a los jugadores para que se prestaran a jugar?

– No fue difícil convencer a los jugadores, todo lo contrario. Restaba mandar algunos mensajes, contarles de qué se trataba la idea y todo eran respuestas de “Dale”, “Buenísimo”, “Me sumo”. El tiempo que tienen ahora en su casa, los lleva a compartir muchos más momentos con sus familias, pero también a la necesidad de abstraerse de la realidad, de salir, por un momento de la rutina. Esto sirvió para que ellos se diviertan por un rato y para que “retomen” por un momento el modo competitivo. Además del show que brindaron, estoy seguro que ninguno quería perder. Si uno miraba las imágenes en redes sociales, por ejemplo del Toto Salvio festejaba los goles como si estuviera en la Bombonera y estaba jugando al FIFA con su equipo. Eso es lo que demostraron los jugadores en el torneo, las ganas que tenían de participar.

– Teniendo en cuenta el torneo que hicieron en España, ¿creés que faltó ayuda de sponsors o de algún promotor para que llegara a más gente?

– Tuvimos el antecedente español de este torneo, que incluyó a dicinueve futbolistas de los veinte clubes de la Liga de España. No creo que hayan faltado sponsors, porque, nuestro mensaje no era, a la hora de poder recaudar dinero, ni tampoco ganar en promoción. Porque la llegada la teníamos de parte de los jugadores, de parte de muchas cuentas que siguen a jugadores o clubes y también por parte de los medios de comunicación. Sin dudas, fueron nuestras patas más importantes para la promoción y difusión para que esto fuera noticia, no solo acá sino que en gran parte de Latinoamérica. He recibido varios mensajes de gente de Brasil, México, Uruguay, Chile y de otros tantos países, que se alegraron mucho de ver un torneo de este estilo. Incluso, después nos llevó a planificar con gente de Chile, el primer torneo de futbolistas profesionales del campeonato chileno. Eso habla, de que la promoción no faltó. Todo lo contrario, estuvimos muy bien. No te digo que lo esperábamos, pero era una gran posibilidad de marcar un antes y un después.

– En el directo dijiste que cumpliste un sueño al tener al lado a Juan Pablo Varsky. ¿Cómo hicieron para que comentara la final? ¿Y para tener a Walter Nelson?

– La verdad que trabajar con Walter Nelson y Juan Pablo Varsky, en el torneo, fue sensacional. Primero que nada, lo que significaba en lo personal. Por la ayuda que habíamos tenido para llegar a eso, y que catapultaba el desarrollo del torneo. Tanto Walter como Juan Pablo se pusieron a la par de nosotros todo el tiempo. Trabajaron como si fueran dos personas del staff, siendo estrellas reconocidas en el ámbito periodístico de Argentina y varios países. Parecíamos compañeros de trabajo, no que ellos vinieron como invitados estelares a una transmisión, sino que venían a trabajar, como nosotros. No te digo que me sorprendió, pero sí fue algo gratificante. Cuando empezaba a castear FIFA y que pronto iba a estar comentando con Walter Nelson o relatando un partido con Juan Pablo Varsky, en ese momento no caía y tenía una felicidad que no entraba dentro de mí. Era una locura, definitivamente.

– Para vos, de los participantes, ¿quién tuvo el mejor nivel y cuál te sorprendió?

– Domingo Blanco, no solo por ser el campeón, sino que también fue el jugador que más goles hizo y ganó, salvo la final, todos los partidos con una clara dominación sobre el rival. Sí me sorprendió lo que hizo Matías Melluso, porque él mismo reconoció que juega FIFA, pero no Ultimate Team entonces no está al alto nivel del FIFA, por así decirlo. También me sorprendieron Lucas “Tití” Rodríguez y Juan Cruz Franzoni. En estos casos, después nos enteramos que juega Ultimate Team. Ese sería el top 3 de sorpresa del torneo.

– Con la extensión de la cuarentena, ¿se podrá repetir este torneo?

– Creo que se podría repetir un torneo de esta semejanza. Me parece que es una muy buena posibilidad que tenemos en este momento de cuarentena, de aprovechar el tiempo principalmente para seguir pensando cosas como estas. Haremos más torneos, pero no solamente de fútbol masculino, también del fútbol femenino. Nuestra idea es lograr que dentro de poco podamos hacer uno igual, mejor o más grande, pero que tenga fines benéficos. Es el objetivo que nos planteamos con la gente de IESA y, obviamente, con Sebas. Si podemos lograr, que al menos, de las 80 mil personas que vieron el torneo puedan colaborar con un peso cada uno, estaríamos dando una buena ayuda al sistema sanitario en Argentina, que lo está necesitando, y mucho. Ni hablar si se suman fundaciones importantes. Pero bueno, son ideas y ojalá que sucedan.

Leave a Comment


Your email address will not be published.