DE LA FELIZ, A AVELLANEDA


Miliagros Menéndez es una delantera de Racing Femenino. Su vida para llegar a dedicarse al cien por ciento al fútbol tuvo varios altibajos, desde que la echen de su club porque la liga no aceptaba mujeres hasta llegar a convertir un gol en un Mundial y ser la titular del equipo de su corazón.

Por Joaquín Vargas Camiletti

Milagros Abigail Menéndez nació un 23 de marzo de 1997 en Mar del Plata. Desde chiquita siempre estuvo ligada al mundo del fútbol. Era la mujer que se quedaba jugando a la pelota con los chicos en el barrio. Posteriormente hizo la escuelita en Racing de Mar del Plata, donde jugó hasta que el club no le permitió continuar debido a que no competían mujeres en la liga.

De ahí derivó en Punto Sur, para terminar en Deportivo Cristal, que le sirvió de vidriera para que la todo poderosa UAI Urquiza de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se fijara en ella. Antes de la profesionalización del fútbol femenino en Argentina, en marzo de 2019 de la mano de Macarena Sánchez, la UAI era el equipo que dominaba el terreno. Ganó dos de los últimos tres campeonatos. Mili estuvo presente en ambas consagraciones. Luego, el equipo fichó otras jugadoras que le terminaron ganándole el puesto, por lo que antes del mundial de Francia 2019, recibió ofertas del exterior y del fútbol argentino.

Antonio Spinelli, director técnico del femenino de Racing, contó: “Yo la voy a buscar a Mili cuando ascendemos de la B a la A. Lo primero que hago es un estudio de jugadoras que sean hinchas o simpatizantes de Racing porque apelábamos al sentido de pertenencia, debido a que los viáticos no eran muy elevados y la profesionalización todavía estaba lejos. La buscamos por el factor emocional de su cariño al club y la intentamos atraer con que iba a tener más minutos. Dijo que lo tenía que pensar, porque la UAI le facilitaba cosas que Racing no podía”.

Cuando Mili dejó de vivir en el departamento de la UAI se comunicó con la gente de Racing y les dijo que estaba interesada en su oferta. La recibieron con los brazos abiertos. En el medio, sucedieron muchos hechos importantes. Se profesionalizó el fútbol femenino, ella fue al Mundial de Francia 2019, convirtió un gol, y eso le trajo ofertas. Tuvo ofrecimientos de España, Italia, Brasil, y si bien había un compromiso de palabra con la Academia, no había ninguna garantía de nada, no había nada firmado. Hubo una gran predisposición de ella que cumplió con su palabra. Gracias a su sentimiento y honor logró jugar en Racing.

“Nos sobrepasó la expectativa, realmente. Sabíamos la clase de jugadora que era, pero la vemos mucho mejor. Yo creo que haber ido al mundial y todo lo que es implica la ayudó a madurar como futbolista. A más presión tiene, mejor juega, por lo general al jugador o jugadora de fútbol eso le juega en contra, pero a ella la potencia y eso habla de una cabeza de deportista envidiable. No sufre la presión, eso lo admiro de ella. Cuando viene a los entrenamientos no viene con aires de grandeza, siempre está a disposición de nosotros. Tiene ángel, hizo el primer gol de la historia del profesionalismo en Racing, lo que toca lo convierte en oro”, expresó el DT sobre su jugadora.

Además de su pasión por el fútbol, la marplatense tiene una historia con el kárting. Salió bicampeona de la AZK en 2008 y 2009, siendo la primera mujer en conseguirlo. Sumado a esto también fue la primera en ser condecorada con el galardón de Deportista Destacada dentro los premios “Lobo de Mar”.

Mili Menéndez lleva seis goles en cuatro partidos con la camiseta de la Academia y es la goleadora del equipo. Es la nueve titular del equipo, sigue en consideración en las convocatorias a la Selección, con tan solo 22 años tiene un gran futuro por delante. Como el fútbol femenino en la Argentina.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.