Debut y derrota para Capurro en el Argentina Open

La argentina no pudo avanzar en el partido que abrió la jornada de miércoles del torneo WTA 125K, que se juega en el Buenos Aires Lawn Tennis.


Martina Capurro Taborda cayó ante Irina Bara (138º en el ranking) por 6-3 y 6-1 (en 1 hora y 7 minutos), y se despidió en la primera ronda del Argentina Open WTA 125k, que se disputa en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

La rumana, cuarta preclasificada del torneo, no le dio chances a la argentina, que llegaba con confianza desde la qualy (venía de vencer a su compatriota Martina Roldán Santander por 6-1 y 6-2), a lo largo del partido y lo dominó en su totalidad.

En el primer set, Capurro no pudo aprovechar sus chances para quebrarle el saque a Bara, quien consiguió la mayoría de sus puntos con el segundo saque, a pesar de tener un buen porcentaje de primeros servicios.

En el segundo, la tendencia cambió y la rumana aprovechó su alto porcentaje de primeros saques y ganó muchos puntos con el mismo. En la próxima ronda, Irina Bara se enfrentará a la brasileña Carolina Alves (281º en el ranking WTA).

En la continuidad del Argentina Open WTA Capurro y Bara se volverán a ver las caras. Será en un partido de dobles en el que nuestra compatriota hará dupla con Luciana Moyano, mientras que la rumana tendrá a su lado Ekaterine Gorgodze, de Georgia. El partido tendrá lugar en el estadio 2.

En el cuadro de singles, por octavos de final, la húngara Anna Bondar enfrentará a Victoria Jiménez Kasintseva, de Andorra.

Irina Bara: “Fue difícil para mí, llegué muy tarde de Rumania”

La rumana Irina Bara habló en un perfecto español tras su victoria ante Martina Capurro Taborda, en la primera ronda del Argentina Open WTA 125k. Bara comentó que llegó tarde al país y agradeció a la organización por permitirle jugar hoy, en lugar de hacerlo el martes. Agregó que prefiere jugar en tierra batida.Además, recordó su anterior paso por el país: “Vine hace 10 años para jugar torneos, en Buenos Aires y Mar del Plata”. Sobre su futuro en el torneo, señaló: “Ahora solo quiero dormir, necesito descansar. Si me hubiese tocado jugar ayer, no sé qué habría pasado. Necesitaré tiempo para acostumbrarme”.