EL EVANGELIO SEGÚN FOLAU


Israel Folau fue nominado a mejor jugador del mundo en 2012 y 2017. Sin embargo, se perderá el mundial de japón 2019, debido a que la federación australiana de rugby decidió expulsarlo por sus comentarios homofóbicos. 

Por Florencia Rincón

Folau, quien exhibe profundas convicciones religiosas, escribió: “borrachos, homosexuales, adúlteros, mentirosos, fornicadores, ladrones, ateos, idólatras; el infierno los espera ¡Arrepiéntanse! Sólo Jesús puede salvarlos”, en su cuenta personal de Instagram.

El jugador y su esposa María Tutaia, jugadora de netball, son miembros de  La Iglesia de La Verdad de Jesucristo de la Congregación de Sydney, en la cual el padre de Folau es pastor. Luego de que la estrella publicara mensajes bíblicos en las redes sociales, Rugby Australia emitió un aviso de incumplimiento del código de conducta recomendando que se rescindiera el contrato del fullback. Según las declaraciones en su página web personal (https://www.israelfolau.com.au/about-israel/).

El 7 de mayo de 2019, en una audiencia judicial del Código de Conducta convocada por Rugby Australia se declaró al record-man de tries en el Super Rugby culpable de una violación de “alto nivel”.

La directora ejecutiva de Rugby Australia, Raelene Castle, expresó: “La gente necesita sentirse segura y bien acogida en el juego sin que se tenga en cuenta su raza, historial o sexualidad”.

 El 17 de mayo de 2019 Castle, y el CEO de NSW Waratahs, Andrew Hore, anunciaron el fin del contrato del jugador. El 6 de junio de 2019 Falau anunció que había presentado un reclamo ante la Comisión de Trabajo Justo contra Rugby Australia y los NSW Waratahs por despido ilegal por motivos de discriminación religiosa y pretende ser indemnizado, podría reclamar hasta 6,71 millones de dólares.

“Jugamos un deporte que es inclusivo para todos: raza, religión, género, sexualidad. Si no quiere estar involucrado en este deporte, debería encontrar otro porque ha probado una y otra vez que no comparte esos valores”, declaró Drew Mitchell ex compañero de Folau y gran figura de los Wallabies.

El campeón de la Rugby Championship 2015, que había renovado en febrero su contrato por cuatro años y 2,69 millones de dólares, el jugador mejor pago del mundo según el ranking publicado en la web WalesOnline, se perderá el mundial, por negarse a disculpar.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.