EL JUDO ARGENTINO, POR MÁS MEDALLAS


Se presentará por tercera vez en los Juegos Olímpicos de la Juventud con dos representantes argentinos: Joaquín Burgos y Mikaela Rojas. “Mi sueño es estar en Buenos Aires 2018”, expresó la joven catamarqueña, con la voz en alto.

Por Elías Avalos

El judo es de origen japonés y se practica sobre tatami, una lona acolchonada de 14 x 14 metros de longitud. Hizo su primera aparición en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. A pesar de esto, no fue parte del programa Olímpico en Ciudad de México 1968. Regresó para los Juegos de Múnich 1972. Desde entonces, jamás abandonó el torneo. En lo que respecta a la rama femenina, se sumó recién en Barcelona 1992, después de haber sido un deporte de demostración en Seúl 1988.

En esta edición de los Juegos de la Juventud de Buenos Aires, como en las anteriores,  habrá dos categorías: una masculina, de 90 a 100 kilogramos, y otra femenina, hasta 44 kilogramos. Serán 97 competidores: 49 hombres y 48 mujeres de 64 países. La competencia se desarrollará en el Parque Olímpico de la Juventud.

En los Juegos Olímpicos de la Juventud 2014, disputados en Nanjing, China, Argentina obtuvo su primera medalla de oro en judo en manos de Ayelén Elizeche, quien compitió en la categoría hasta 52 kilogramos por equipos mixtos. Fue la segunda presea en la historia de esta competencia para Argentina, después de la conseguida por Braian Toledo en lanzamiento de jabalina en los Juegos de Singapur 2010. Además, Gustavo Basile se quedó con el bronce en la categoría masculina hasta 100 kilogramos.

Las nuevas promesas judocas argentinas

Argentina contará con un representante en cada categoría. “Estos chicos vienen trabajando con nosotros desde que tienen 10 años”, resaltó Gustavo Diez, director técnico nacional de judo, al iniciar su relato para Eter Digital. Joaquín Burgos es neuquino, tiene 18 años y será uno de los cuatro preclasificados en su categoría, hasta 100 kilogramos, en los Juegos de Buenos Aires 2018. Burgos obtuvo ese beneficio por ubicarse tercero en el ranking olímpico de su categoría. “Es un muchacho con mucho talento y que trabaja duro. En cuatro torneos internacionales salió primero, es un muchacho que tiene talento”, destacó Diez del juvenil que el año pasado ganó la medalla dorada en los Juegos Sudamericanos de la Juventud, en Chile.

Mikaela Rojas, por su parte, está décima en el escalafón olímpico en menos de 44 kilogramos. La joven de 14 años llega como subcampeona del Panamericano de cadetes disputado en Córdoba, luego de perder la final ante la venezolana María Giménez. “Estar dentro de los diez mejores del mundo es un logro importante. Tenemos confianza en ella y entrenamos duro cada día para que se desempeñe lo mejor posible”, agregó el director técnico nacional. “El Judo no es violencia, es controlar la fuerza”, destacó la joven judoca, en el sitio web Cinco Anillos. Y añadió: “Mi relación con este deporte fue amor a primera vista. Al principio a mis papás no le gustaba, tenían miedo que me lastime. Como vieron que no pasaba nada, me dejaron seguir”. La catamarqueña es admiradora de Paula Pareto y no sólo por sus logros deportivos, sino también por los obtenidos fuera del tatami: “Es mi ídola porque me enseñó muchas cosas. Tiene humildad, terminó los estudios y es médica”, resaltó.

Reglas de la competencia

  • Cada luchador debe usar kimono y cinturón.
  • Para que un luchador sea derrotado, debe tocar el suelo con ambos hombos y con sus caderas, siempre y cuando haya alcanzado esta posición una vez que lo hayan derribado.
  • Otra forma de derrotar al contrincante es inmovilizado por más de dos segundos.
  • Una tercera forma de derrota es por knock-out. Sin embargo, no se permiten trucos como patear o quebrar brazos, piernas o cuello utilizando palancas.
  • También un combatiente puede ser derrotado por rendición, a través de la aplicación de una llave o tomada. La rendición se indica golpeando el suelo o el cuerpo del rival con la palma de la mano o la planta del pié, como señal de rendición. El atacante debe soltar la llave cuando esto ocurra.
  • Se entiende y se da por acordado que el artista del Jiu-Jitsu, en el caso de pelear con un boxeador o un luchador, se le permite utilizar todos los trucos del Jiu-JitsuIt para defenderse.
  • También se entiende y se da por acordado que el judoka no asume la responsabilidad en el caso que se produzcan lesiones durante el combate, y que el combatiente queda libre y sin culpa en el caso que durante un combate provocara o recibiera una lesión.
  • Cada lado en combate debe tener dos testigos competentes, o un total de cuatro, para testificar que se cumplan los reglamentos estipulados para el combate, para firmar y testificar en el caso que durante el combate se produjera una lesión, e incluso la muerte de uno de los contendientes, dentro de un determinado encuentro o combate.

Leave a Comment


Your email address will not be published.