El rey francés de África

Hervé Renard dirigirá su segundo mundial: luego de la experiencia con Marruecos en Rusia 2018, en Qatar estará al frente de Arabia Saudita, rival del debut de Argentina.


12 de febrero de 2012. Zambia está a un penal de ser campeón de África por primera vez en su historia. El rival que tiene enfrente es la poderosa Costa de Marfil. Stopila Sunzu carga con la máxima responsabilidad y tras un disparo con cara interna a la izquierda del arquero convierte el último penal y Zambia se consagra campeona de la Copa Africana de Naciones en Gabón. ¿Quién es el director técnico capaz de haber logrado semejante hazaña? Hervé Renard.

Con su particular camisa blanca -que siempre mantiene impecable- el técnico francés se metió para siempre en la historia de Zambia y del fútbol africano. Y esto no termina acá. Paradójicamente tres años después se consagró campeón con la selección de Costa de Marfil, que arrastraba una frustración muy grande de un grupo de jugadores muy talentosos que todavía no había podido conseguir ningún logro. Renard -tras ese título- se convirtió en el primer técnico extranjero de la historia en conquistar dos Copas Africanas con diferentes selecciones.

Tras estos éxitos, quiso volver a probar nuevos destinos. A principios de la temporada 2015-2016 se hizo cargo del Lille donde solo dirigió trece partidos y lo dejó en el puesto 16 de la Ligue 1. Luego asumió en la selección de Marruecos. Tuvo un comienzo regular tras caer en cuartos de final contra Egipto en la Copa Africana de 2017. Posteriormente pudo meter a Marruecos en una Copa del Mundo tras 20 años de ausencia. Aunque sin pena ni gloria salió último de su grupo y quedó afuera rápidamente.

En 2019 asumió su nueva aventura en la selección de Arabia Saudita. Otro destino exótico. Todos nos preguntamos cuál será la motivación de Hervé Renard para mudarse a otra selección poco poderosa. Él lo explica brevemente. “Creo que es importante buscar experiencias nuevas y luchar por conseguir el éxito. Es verdad que estuve más de una década trabajando en África, donde creo que me fue bastante bien, pero era el momento de cambiar de aires. Quería seguir dirigiendo una selección, y entonces recibí la oferta de Arabia Saudí. Conozco muy bien a la selección saudí, porque participó en la Copa Mundial de Rusia y es uno de los pesos pesados de Asia. Era una oferta irrechazable”, detalló en Fifa.com.

El elenco saudí hizo unas muy buenas eliminatorias y consiguió salir primero en su grupo, el cual compartía con selecciones fuertes del continente como Japón y Australia. Así consiguió su boleto directo para el Mundial de Qatar 2022. Su debut será contra la selección Argentina, la segunda fecha irá contra Polonia y cerrará con México. El francés quiere seguir haciendo historia y superar la mejor marca de Arabia Saudita que fue jugar octavos de final en el 94.