En el VAR pidieron un cortado

Fuente: latercera.com

Bolivia y Paraguay hicieron su debut en la Copa América 2021 este lunes 14/06, en el Estadio Olímpico de Goiana, Brasil, y con protagonismo –un tanto excesivo- del Video Assistant Referee (VAR).

El partido tuvo un comienzo normal, y un tanto predecible, por la manera en que llegaba cada equipo. El juego que habían mostrado en las últimas dos fechas por las eliminatorias para el mundial de Qatar 2022, ponía a Paraguay cómo favorito en las encuestas, a pesar de no haber ganado ningún encuentro previo.

Todas las suposiciones quedaron en suspenso cuando a los 5’ PT, tras un disparo de Diego Bejarano, que tenía dirección de arco, llegó el ambiguo llamado; el que todos quieren y a su vez todos evitan, el que a favor es recibido con un abrazo, y en contra, con insultos y protestas. El VAR informó al árbitro peruano Diego Haro, sobre una posible mano dentro del área, que, tras los chequeos correspondientes, Haro convalidó. 

El penal lo convirtió Erwin Saavedra a los 9’PT.  Los jugadores paraguayos se dirigieron al círculo central, pero el VAR nuevamente se comunicó, estaban revisando la ejecución. Por suerte para los bolivianos, no hubo ninguna anomalía y el partido se reanudó a los 12’PT, con el marcador 1-0 en favor de Bolivia.

Fuente: @fanaticos21, vía Twitter

Paraguay pareció no sentir el golpe y tomó la posesión del partido. Tanto así que a los 19’PT tuvo una ocasión mano a mano, que tapó el arquero Ruben Cordano, que luego disputó el rebote con Gabriel Ávalos y el árbitro pitó penal. La decisión fue revocada desde el control, quienes sugirieron al árbitro revisar un offside previo, y una posible simulación del jugador paraguayo. El juego se reanudó a los 23’, con un saque en favor de Bolivia.

Fuente: @trecepy, via Twitter

Diez minutos más tarde, a los 30’, Diego Haro frenó el encuentro y comenzó a apretar su audífono, tratando de oír mejor, quizás. Nadie parecía entender qué estaban por cobrar. Todos temían lo peor. La incertidumbre terminó dos minutos más tarde, cuando el juez, sin dar explicaciones, reanudó el encuentro.

El primer tiempo se extendió hasta los 53 minutos, tras 8’ adicionales a los 45’ –poco- jugados.

En el segundo tiempo las computadoras estuvieron estáticas y no se hizo ningún llamado al juez principal. Paraguay no lo necesitó, y ganó 3-1 con goles de Alejandro Romero Gamarra, a los 17’, y un doblete de Ángel Romero, a los 20’ y 35’ST.