Eulalio Muñoz irá en busca de una medalla

El chubutense de 25 años habló sobre sus inicios en el maratón, sus compatriotas argentinos que lo acompañarán en la misma disciplina y su objetivo para estos Juegos Olímpicos Tokio 2021.


“Creo que cualquiera pensaría que como no pude ser futbolista me dediqué a correr, pero aun así voy a representar a Argentina en los próximos juegos (Olímpicos) y me llena de orgullo”. ¿Cuántas veces se habló de los jugadores frustrados? Desde los periodistas deportivos que se los ve como jugadores que no cumplieron su sueño hasta un maratonista. Eulalio Muñoz nació en Chubut, en un pueblito llamado Gualjaina, al sur de Argentina y nunca se rebajó por no haber logrado su primer objetivo, que era ser futbolista.

En el año 2011 lo habían invitado a participar de una carrera de 5 km en Esquel. En su momento se confundió y terminó corriendo la de 21 km, la cual define una mayor dificultad, y efectivamente fue el ganador de esa competencia. “Durante toda la carrera nunca pensé que estaba corriendo más de 5 km, cuando la gane fue un impulso anímico muy bueno”, declaró el chubutense tras cometer el “error” de meterse en otra carrera. 

A los 8 años empezó a jugar en el club del pueblo, El Social, Deportivo y Cultural Gualjaina. Allí fueron los inicios frente al gran objetivo que era convertirse en futbolista. El cierre del club en el que estaba dando sus primeros toques cerró cuando él tenía 16 años, pero se le abrió la oportunidad de ejercer y destacarse en otro deporte. Eulalio Muñoz aclaró que fue un momento bastante duro de afrontar para él y que su sueño quedaba inconcluso. Pero destacó que el destino le tenía algo mucho más importante preparado.

El domingo  6 de diciembre de 2020, tras cruzar la línea de llegada en 2 horas, 9 minutos y 59 segundos, consiguió su clasificación  a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. “Fue el primer paso para algo tan importante como son los Juegos Olímpicos. En otro lado había dicho que lo festeje con mucha euforia, insultos al aire, de todo. Fue una satisfacción muy grande, no se tiene dimensión de lo que significa cuando se piensa en frío”, destacaba con voz firme Muñoz sobre lo que fue la maratón en Valencia y la obtención de su entrada para Tokio 2021.

Desde su salida de la cuarentena, “Coco” Muñoz sólo tenía un objetivo: los Juegos Olímpicos. Fue así cómo se preparó en la ciudad de Esquel, queda a 80 km de su lugar de nacimiento, en pleno invierno. Donde no solo tuvo que correr bajo el frío que protagoniza la Patagonia Argentina sino también las intensas nevadas. Como una pequeña escala antes de su viaje a Tokio, participó de la media maratón que se llevó a cabo en La Pampa. Recorrió los 21 km en 1h 4m 18s.

El fondista nacido en Gualjaina habló sobre los colegas que tendrá acompañándolo en maratón, como es el caso de Joaquin Arbe y Marcela Gomez. “Siento que la Argentina va a estar muy bien representada. Con Joaquin (Arbe) me tocó competir y es un deportista muy capaz”, declaró sobre su compatriota de cara al inicio de los Juegos Olímpicos.

En el Maratón de Buenos Aires, Joaquin Arbe y Eulalio Muñoz tuvieron la oportunidad de cruzarse en una competición oficial. En esa carrera, Arbe logró la marca olímpica para Tokio 2020, “Coco” le pisó los talones y se quedó a nada de las 2 horas, 11 minutos y 30 segundos, el registro necesario para los hombres que quieran ser protagonistas en la prueba de los próximos Juegos Olímpicos.

Sin intención de reproducir un cassette, Eulalio Muñoz declaró que su mayor sueño es representar a la Argentina de la mejor manera en tierras japonesas y como una vez le dijo su entrenador tras conseguir la clasificación en Valencia que en sus piernas está la marca. Refiriéndose a que el éxito personal depende única y exclusivamente de su capacidad.

Hoy en día no se puede imaginar la posición en la que jugaría Eulalio Muñoz si fuera futbolista. Quizá por los costados si nos basamos en su velocidad y resistencia. Pero el país y su familia pueden imaginarlo en las primeras posiciones del podio. No será sobre el césped, en un estadio de fútbol, pero sí en Tokio, desde el 24 de julio.