FÚTBOL PARA TODOS: ¿MENOS PARA LOS CLUBES?


Tras la muerte de Julio Grondona, los clubes dejaron de ser mudos. Ahora, la gran mayoría grita una realidad preexistente: en estos cinco años, Fútbol Para Todos no cumplió desde lo económico. Desde FPT, en cambio sostienen que los dirigentes malgastan sus aportes.

Por Juan Martín Cángaro | @jmcangarolvp

FPT

Los clubes grandes, los medianos y los chicos tienen reclamos sobre el aporte económico de Fútbol Para Todos. Unos porque reciben un porcentaje menor del que percibían de Torneos y Competencias, otros porque ese porcentaje no se actualizó correctamente desde 2009. El año que viene, con diez equipos nuevos en Primera y elecciones en AFA y en el país, también habrá nuevos problemas. “Fútbol Para Todos no ha cumplido con los clubes”, le contó Julio Baldomar, vicepresidente segundo de Vélez, a Eter Digital. Baldomar también puso sobre la mesa que las instituciones solo recaudan a través del programa estatal.

De los 63 años de televisión y fútbol, FPT transitó solo cinco y casi todos han encontrado motivos para reclamar. Vélez, por caso, grita que en 2009 el Estado se comprometió a actualizar su aporte de acuerdo a diferentes factores económicos, como la inflación. “En la temporada 2013-2014 debieron darnos 2600 millones de pesos y solamente nos dieron 1000. Primero que nada, deberían cumplir con lo que dice el contrato”, exigió su vicepresidente. “El primer año fue bueno porque estaba actualizado a ese momento, después no”, dejó claro.

A los grandes, Boca y River especialmente, que son los únicos que escapan a la dependencia de la TV, les molesta la igualdad en el reparto. “La TV es un ingreso importante, pero no el principal para nosotros”, le explicó a este medio Marcelo London, pro-tesorero de Boca. “Lo que queremos es recuperar lo que perdimos. Con Torneos y Competencias nos llevábamos el 12% de los ingresos y ahora el 6%. Bajamos a la mitad”, puntualizó.

En los tiempos de Fútbol de Primera, de los partidos codificados y de los goles emitidos recién el domingo a la noche para quienes no podían verlos en vivo, los grandes se llevaban la mayor parte de la torta. Había tres categorías de clubes, en que los históricamente más importantes tenían una brecha mayor con los recién ascendidos y los de menor jerarquía. ¿Qué pasa hoy? “Tal vez no sea exactamente igual para todos, pero casi no hay diferencia”, describió London.

Entre las paredes de la TV Pública, el pensamiento es que las dirigencias malgastan el dinero. Miguel Osovi, comentarista y uno de los integrantes que más defiende la esencia del programa, reconoció: “Por lo que sé, hay una actualización que no se hizo”, pero “a los clubes, FPT les dio un apoyo importante en épocas de vacas flacas, algunos invirtieron bien y la mayoría lo hicieron mal”. Otra arista que trajo Osovi tiene que ver con la Asociación del Fútbol Argentino: “Está la lucha por el poder en AFA también, así que más allá de lo televisivo hay muchos intereses”. Por eso, no le sorprende que Boca, River y San Lorenzo, por un lado y porque tienen peso propio, y Vélez, que fue de los más críticos de la gestión Grondona, sean tres de los clubes pretenden encabezar la revolución, ya sin Don Julio.

dirigentes

A futuro, la única idea que parece posible es que para el torneo de treinta equipos, los diez ascendidos de la B Nacional sigan cobrando lo mismo que en la segunda división, menos que los veinte actuales de Primera, mientras que los que hoy militan en la elite no contarían con el aumento que quieren. “Se agregan viajes al Interior, partidos de local que también implican un gasto, hace falta más plata”, consideró Baldomar, que a cada rato repitió la palabra “locura”.

“Ahora dicen que nos van a adelantar fondos, pero en realidad es parte de un ajuste que debieron haber hecho hace mucho y lo hacen porque hay elecciones nacionales en 2015”, detalló el vicepresidente de Vélez. London, por su parte, admitió una problemática que, según él, no afecta tanto a Boca: “Económicamente, los clubes están destrozados y más sin visitantes en las canchas. Nosotros somos los únicos que no tenemos ese problema porque les vendemos entradas a los socios adherentes de local”.

En este contexto, para Baldomar solo se puede aspirar a mejorar la relación entre el Fútbol para todos y los clubes cuando asuma un nuevo gobierno nacional a fines del año que viene.

—¿Hay tiempo de esperar tanto?

No, debió haber ocurrido antes el cambio, va a ser tarde. No tiene arreglo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.