¿Gustavo Alfaro podrá hacer historia?

Con una amplia experiencia, Gustavo Alfaro sueña con realizar una buena Copa América y así sumar respaldo para el camino rumbo a la clasificación al Mundial de Qatar 2022.

Desde su nacimiento le inculcaron la cultura del trabajo, sacrificio y la dedicación. Su padre, Julio Pascual Alfaro, trabajaba en Ferrocarriles Argentinos como casi toda su generación, de hecho en esta empresa conoció a su esposa. Pero en la década de los 50, fue elegido como representante para una lista sindical. Días después de este suceso se supo que ganó las elecciones, pero ocurrió algo que jamás pensó: sin cometer ningún delito terminó en la cárcel. Este acontecimiento marcó mucho a la familia Alfaro e hizo que sus vidas cambiaran por completo.

Tiempo después, en Rafaela, nació Gustavo Julio Alfaro, que desde su infancia soñaba con convertirse en jugador de fútbol algo muy diferente a la vida que llevaba su padre. Su primer club fue Atlético de Rafaela, donde estuvo cuatro años y se desempeñó como mediocampista. Su trayectoria como jugador fue buena, pero sus mayores logros los obtuvo como director técnico.

Podemos afirmar que Alfaro tiene mucha trayectoria como entrenador en el fútbol argentino, dirigió a San Lorenzo, Rosario Central, Huracán, entre otros. Pero en 2019 llegó la gran propuesta para dirigir a Boca Juniors, algo que “Lechuga” aceptó sin dudarlo, durante su estadía logró obtener un solo título que fue la Supercopa Argentina. Pero en su corta etapa en el Xeneize tuvo varias derrotas importantes como la caída frente a River Plate en la semifinal de la Copa Libertadores de América.

Durante todo su ciclo dirigió un total de 50 partidos oficiales, 12 en la Copa Libertadores, 28 por la Superliga, dos por la Copa Argentina, uno en la Supercopa y siete de la Copa Superliga. El balance de estos encuentros fue favorable para Alfaro pero aún con estas estadísticas dejó su cargo casi en silencio.

“Se metió la política del país y jugó en la política interna también. Si de pronto no hubiese habido elecciones en Boca, tal vez yo estaría dirigiendo a Boca en este momento”, declaró Gustavo Alfaro tras su salida del club xeneize.

Luego de su salida del club de La Ribera, su futuro era incierto, no se lo involucraba con ninguna institución. Hasta que firmó su primer contrato con Ecuador, siendo la primera vez que el argentino dirige a un seleccionado. “Tiene una estructura para potencial su crecimiento, los deseos están en participar en la próxima Copa de Qatar”, manifestó Alfaro en su presentación.

Gustavo ya dirigió seis partidos oficiales con la “Tricolor”, en el cual perdió tres (Argentina y Brasil como visitante, más Perú en casa) y ganó tres, todo da a entender que está encontrando su equipo ideal, a pesar que estas últimas semanas varios jugadores como Felipe Caicedo y Cristian Ramírez rechazaron vestir la camiseta del seleccionado ecuatoriano y esta situación enojó mucho al entrenador.

“Me duele la decisión de los jugadores que ya no quieren vestir la camiseta de la selección, para mi vestir esa camiseta es el deber cumplido, siempre estarán abiertas las puertas de la selección para cualquier jugador”, comentó el DT argentino que dirigirá su primera Copa América y buscará hacer historia.

Dejar comentario

Dejá tu comentario