.

INALEF: “LA RECUPERACIÓN SERÁ CULTURAL, SIN VIOLENCIA”


El conflicto Mapuche tiene dos miradas distintas. Mientras voceros del Gobierno acusan a estos de no dialogar y resolver con agresividad sus reclamos territoriales en el sur del país, el representante de la organización indígena Kallfu Mapu tiene una opinión diferente sobre el tema.

Por Marcelo Obregón

Sus rasgos lo distinguen. Piel trigueña, facciones duras, cabellera larga y renegrida. Saluda con su idioma de origen: “Mari mari peñi. Inche ta Mapuche. Inche ta Inalef pignen. Inche ta Pewenia tuwün mew.Futa warria San Martín de los Andes mu muley ruca mew”, dice. (Buenos días hermano. Yo soy Mapuche. Mi nombre es Inalef. Mi origen es Pewenia. Mi hogar está en San Martín de los Andes).

Deja su morral sobre el asiento. En él se observa una wenufoye (bandera Mapuche), del tamaño de un distintivo, cosida en su tapa. Antes de sentarse saca un trarilongko (vincha)y lo coloca en su cabeza. Todos sus movimientos son tranquilos, como si fueran  parte de un ritual de presentación. Inalef se sienta, apoya sus manos sobre sus piernas. Observa la sala y la biblioteca y dice: “A partir del mapuzungun (idioma) la recuperación será cultural y luego territorial, sin violencia. No se puede hablar a la ligera si no se conoce nuestra cultura” . Su opinión se refiere a la acusación hecha por el Gobierno nacional sobre las actitudes violentas de su pueblo para resolver conflictos.

¿Qué representa el territorio para los Mapuches?

A diferencia del wingka (invasor), que cuando ve territorio sólo ve paisaje y emprendimientos turísticos, para los Mapuches la tierra es sinónimo de vida, de identidad, de espiritualidad. Allí está su chengen (ser espiritual), hacen sus prerrogativas, siembran y cosechan, crían sus animales, viven con su reñma (familia) en su ruca (casa) y encuentran su feyentun (creencia). Cuando nos usurpan territorio, nos quitan parte de nuestro ser. Nuestros reclamos no son violentos, por el contrario. Los Mapuches somos inteligentes y hemos sabido darnos estrategias políticas para la resolución de conflictos, como fue el caso de la recuperación territorial en Pulmary, Neuquén, en el año 1995. Por eso, afirmar que todos los Mapuches somos violentos es un grave error y es faltar a la verdad. 

¿A qué atribuye que se acuse de violento al pueblo Mapuche? 

A dos razones, a la falta de conocimiento de la historia mapuche y a la utilización política de tal afirmación para justificar cualquier acción represiva en contra nuestra. Nosotros interpelamos a la historia oficial, porque siempre nos hace aparecer como los malos. La Campaña del Desierto, por ejemplo, fue un genocidio cometido por el Estado Argentino. Cuando las tropas del General Roca invadieron nuestro territorio entre 1879 y 1885, nuestro pueblo luchó en defensa propia y fue derrotado. Pocos saben, porque casi nadie lo cuenta, que miles de mapuches fueron tomados prisioneros y obligados a caminar encadenados desde lo que hoy se conoce como Neuquén hasta Carmen de Patagones. Quienes no resistieron a tal crueldad fueron asesinados en el camino. Aquellos que lograron sobrevivir fueron separados de sus familias, humillados y encarcelados, para luego ser entregados como esclavos. Exterminarnos era él propósito. Hoy los mapuches de mi generación somos quienes seguimos resistiendo, no con violencia, sino mediante nuestra cultura.

¿Qué recursos utilizan los Mapuches para resistir?

Resistimos por medio de la oralidad, la espiritualidad y la cosmovisión mapuche, transmitidas a nuestras futuras generaciones. Hacer valer nuestro derecho constitucional a la interculturalidad también es un signo de resistencia. Nuestra comunidad logró establecer acuerdos políticos con el Gobierno municipal de San Martín de los Andes y hoy existen allí escuelas y hospitales interculturales. Docentes mapuches enseñan en forma bilingüe y médicos convencionales y machi (médico) mapuches ponen en práctica sus diferentes métodos de curar en forma conjunta. Esto fue producto de nuestra lucha, y es una manera de que la cultura Mapuche trascienda.

¿Cree que algún día Argentina será un Estado plurinacional con una Constitución que respete la territorialidad y la cultura Mapuche?

Los Mapuches luchamos por ello y sabemos esperar. Recuperar nuestra cultura y nuestra identidad primero hará recuperar nuestra territorialidad después.

Leave a Comment


Your email address will not be published.