Inicio » La Azzurra abrió la puerta y se metió en los cuartos

La Azzurra abrió la puerta y se metió en los cuartos


Compartir

Con sufrimiento, Italia venció 2-1 a Austria en el alargue, en el duelo por los octavos de final de la Eurocopa.

Italia consiguió su pase a cuartos de final tras un encuentro muy difícil, en el que Austria peleó hasta el último segundo y se la complicó. Sin embargo, la Azzurra fue más en el alargue y se llevó la victoria por 2-1.

En los primeros noventa minutos el partido fue bastante peleado; se repartieron la posesión, pero no generaban el suficiente peligro como para adelantarse en el marcador. Austria arrancó dominando los primeros veinte y con una defensa muy sólida. Por el lado de la Azzurra, le costó adaptarse al partido. No se esperaban una Austria tan decidida a jugar y obtener el pase. No hubo muchas ocasiones. Cada uno tuvo la suya. Ciro Immobile remató desde fuera del área y el balón pegó en el ángulo.  

En el complemento ya se atacaban más y generaban más ocasiones. Los italianos ya tomaban el control de juego y complicaban al rival, en el que se estaba luciendo su central Martin Hinteregger… una muralla defensiva. Alcanzado la mitad del segundo tiempo, llegó el momento de sufrimiento para los italianos. Fue cuando Arnautovic anotó un gol que enseguida fue anulado por posición fuera de juego de él mismo.

El partido llegó a alargue. La selección italiana acertó con dos cambios pensados por su técnico, Roberto Mancini. Así llegaron los goles de Federico Chiesa y Matteo Pessina. En los últimos quince, Austria salió decidió a descontar y lo logró a través de Sasa Kalajdzic, de cabeza en un córner. Pero no pudo para más, Italia se defendió bien, aguantó el resultado y pasó a los cuartos de final.


Compartir

Agregar comentario

Clic acá para dejar un comentario