LA NATACIÓN ARGENTINA TIENE SU PROMESA: DELFINA PIGNATIELLO


La natación existe como deporte olímpico desde el primer juego. En Atenas 1896 era parte de los diez deportes que eran parte de la competencia en ese momento. Entonces, sólo se competía en cuatro distancias: 100, 500 y 1200 metros libres, además de los  100 metros libres marinos (solo podían participar los marinos de la marina Real griega). Solamente hombres podían participar de las pruebas.

Por Ignacio Fallesen

A medida de que fueron pasando los años, fue perfeccionándose. En Berlín 1936 hubo un quiebre: Jeannette Campbell fue la primera atleta olímpica argentina, además de ser la más joven de la delegación, fue la primera mujer en subirse al podio, tras obtener la medalla de plata en 100m libres.

En los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018, las pruebas individuales de 50 y 100 metros consisten en pruebas eliminatorias, previas a las semifinales y las finales. Los 200 y 400 son pruebas eliminatorias y finales y la prueba individual de 800 metros, para hombres y mujeres, sólo tiene fase final. En las pruebas de relevo por equipos habrá una fase eliminatoria y las finales. El equipo para cada carrera de relevo consiste en cuatro nadadores.

A principio de año se disputó el último torneo juvenil nacional en el Cenard y quien se llevó todas las miradas fue la ganadora del Olimpia de oro 2017, Delfina Pignatiello, ya que  logró la marca A para los Juegos  de Buenos Aires 2018 en 100, 200, 400 y 800 libres. La sanisidrense, de 18 años, es la promesa nacional: ganó tres medallas de oro (800 y 1.500 metros libres) y plata (400m libres) en el Mundial juvenil de Estados Unidos 2017, en Indianápolis.

“Delfina es una promesa para la natación de nuestro país. Desde chica que viene demostrando el buen nivel que tiene”, le dijo Natalia Murillo, integrante de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos a Eter Digital. Además, agregó: “Lo que más rescato de ella es que es una chica impresionante, simpática, alegre y servicial”. Murillo también opinó sobre la infraestructura donde se va a competir en Buenos Aires: “Es una pileta nueva, la fabricaron especialmente para esta competencia en la Villa Olímpica y la única diferencia que hay con los Juegos Olímpicos es que no vamos a contar con una pileta separada para que los nadadores y nadadoras puedan entrar en calor, como se hace normalmente, si no que van a tener que hacerlo en la pileta de saltos ornamentales”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.