PALACIOS, EL EJEMPLO DE QUE SI NO HAY UN CAMINO, HAY OTRO


Muchas veces, los pequeños deportistas sufren frustraciones al no quedar seleccionados para formar parte de un equipo y abandonan su sueño. El jugador de vóley es el testimonio vivo de que no hay que rendirse y de que, al final, hay recompensa.

Por Gonzalo Dalbes

Ezequiel Palacios nació en Formosa un  dos de octubre, hace 25 años. Actualmente, se encuentra en Italia, en la ciudad de Latina, donde se prepara para empezar la temporada con su nuevo equipo. El Top Volley Latina lo fichó para que forme parte del equipo que participa en la Superliga Italiana de Vóley, una contratación lógica teniendo en cuenta la carrera que lleva Palacios con tan corta edad.

¿Cómo comenzó todo? Palacios ama el deporte desde siempre y a los 12 años tuvo la chance de probarse como arquero en la Asociación Atlética Argentinos Juniors, pero lamentablemente no quedó seleccionado para formar parte del equipo. “Cuando volví a Formosa, estaba medio para atrás, me quisieron llevar a otra prueba pero no quise saber nada, ya había conocido el Vóley en Educación física y quería hacer eso”, recordó  Ezequiel para ETER Digital.

Siguió con su vida y , tres años más tarde, ver un partido de vóley que le cambiaría el camino para siempre. El Preolímpico Sudamericano que daba la clasificación a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 se disputó en su provincia natal. Desde una platea, a los quince, presenció el torneo y sintió que el vóley podía ser importante. Comenzó a jugar en el Club Instituto de Formosa y se veía un gran potencial en su manera ser dentro de la cancha, su físico y su juego.

“Fue una decisión difícil porque vivía en San Martín Dos (localidad formoseña) y tuve que mudarme a Formosa Capital. No tenía amigos, conocía a muy poca gente y extrañaba a mis padres. De hecho, me quise volver, pero mi papá no me dejó, me dijo que me hiciera cargo de lo que había elegido”. Menos de dos años luego, fue convocado para formar parte de la Sección provincial de Formosa y, al mudarse a la capital de esa provincia, pasó a jugar en La Unión de Formosa, de los más importantes clubes de su provincia.

Ezequiel siguió entrenándose duro, mejorando táctica y técnicamente, creciendo físicamente (actualmente mide 1,98) y de un momento a otro, por su nivel, fue convocado para la Pre-Selección Argentina de menores. Las convocatorias se repitieron y tuvo la oportunidad de integrar un plantel histórico en los JJOO de la juventud 2010, los primeros.

Los JJOO de la Juventud son un evento multideportivo creado por el Comité Olímpico Internacional (COI), en el que participan atletas de todo el mundo de entre 14 y 18 años. La primera edición de esta competencia tuvo a Palacios como gran protagonista, ya que la selección argentina de vóley participante del mismo, logró la medalla de bronce en dicho torneo.

“Fue una muy linda experiencia y con un muy lindo grupo. Yo tuve la suerte de estar en los JJOO de Río 2016 y los de la juventud son muy parecidos en cuanto a la dinámica de grupos y de gente. Cambian la estructura del torneo y la cantidad de personas que participan, pero son experiencias muy parecidas. Solo nos faltó el título, pero el rival era muy duro”, le explicó el formoseño a ETER Digital.

Él mismo relató que años después tuvo la posibilidad de participar en los JJOO de Río, con la selección mayor, dirigida nada más y nada menos que por Julio Velasco.

“Julio es uno de los mejores entrenadores del Vóley moderno y me ayudó mucho a cambiar mi cabeza. Mejoré mucho en poco tiempo con él”, reconoció Palacios.

Palacios no pudo ser arquero, pero se hizo camino en otro deporte y dio en la tecla. Empezó por los JJOO de la Juventud, y más tarde terminó siendo parte de la Selección mayor que accedió a cuartos de final en Río 2016.

Leave a Comment


Your email address will not be published.