LA PEOR FRUSTRACIÓN: PARECÍA TAN CERCA


Argentina consiguió llegar en 2008 por tercera vez a una final, una oportunidad histórica ya que por primera vez definiría la Ensaladera de Plata en casa. Esa temporada fue local en los cuatro cruces: en primera ronda, en febrero, superó por 4-1 a Gran Bretaña en el Parque Roca con un equipo liderado por David Nalbandian, escoltado por Agustín Calleri, José Acasuso y Sebastián Prieto. En abril, por los cuartos de final, en el mismo escenario hubo otro 4-1 pero esta vez ante Suecia, con Guillermo Cañas y Juan Mónaco en lugar de Calleri y Prieto. En septiembre, el estadio del Sur de la Capital volvió a recibir juego. Juan Martín del Potro se sumó a Nalbandian, CAlleri y Cañas para derrotar 3-2 a Rusia en semi.

La alegría española contrasta con la pesadumbre argenta.

La alegría española contrasta con la pesadumbre argenta.

La sede de la final fue una de las grandes peleas en lo político y como equipo. Es más, el propio Nalbandian fue quien comenzó a solicitar el escenario de la final, posteriormente a culminar la semifinal ante Rusia y le dieron el gustó porque Juan Schiaretti, el gobernador de Córdoba apareció para darle su apoyo y ofrecer 4 millones de dólares con el fin de que se realizara en dicha provincia. Por otro lado, el Rey David desplegó su inclinación con una gorrita del Banco de Córdoba. Sin embargo, el unquillense habría tenido atado un negocio hotelero por el cual iba a recibir una parte en el caso de que la Davis desembarcara finalmente en la capital cordobesa.
También, se dijo que el gobierno nacional no quería que se haga en capital para no darle crédito a Mauricio Macri –quien era el gobernador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en ese momento-. No obstante, Daniel Scioli con la ayuda de Cristina Fernández, ofreció siete millones de dólares para que la final se lleve a cabo en Mar del Plata, lo que colocaba a Argentina en el primer escalón de los récord mundiales en dinero invertido en una final de Copa Davis, según contó Sebastián Fest en su libro “Enredados”.
Con respecto a lo deportivo, Nalbandian llegaba de buena manera para la final, debido a que se había conseguido su noveno título, luego de haberse consagrado campeón en el Abierto de Estocolmo tras vencer al sueco Robin Soderling en tres sets.
spaña llegó a disputar la definición sin Rafael Nadal, su máxima figura, con bajas expectativas de éxito. La serie comenzó el viernes 21 de noviembre con una concluyente victoria de Nalbandian en sets corridos ante David Ferrer. Pero el día terminó igualado luego de que Del Potro (que había decidido jugar el Masters en Shanghai contra el consejo del capitán Alberto Mancini) se resintiera de lesiones y cayera ante Feliciano López en cuatro sets. En el dobles, los cortocircuitos entre los cordobeses Nalbandian y Calleri repercutieron en el court para que López y Fernando Verdasco se impusieran en cuatro parciales. Con La Torre lesionado, Acasuso salió a la cancha sin la preparación necesaria y hasta se adelantó dos sets a uno ante Verdasco. Pero no pudo cerrar el match; el madrileño reaccionó, ganó los dos parciales decisivos y le dio el título a España.

Leave a Comment


Your email address will not be published.