25 AÑOS DESPUÉS: EL CAMPO, DE PARO


En la capital rusa, Argentina se jugaba el destino de la Ensaladera de Plata. Mientras tanto, aquí se vivían momentos tensos ya que el paro del campo tenía a todo un país en vela y se temía la falta de carne, leche y verduras. Lo llevaron a cabo la organización de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA).
El gobierno liderado por Néstor Kirchner había pedido a los grandes productores agropecuarios que enviaran animales al Mercado de Liniers. Esa noche sólo habían en los corrales unas 1.000 cabezas, cuando el ingreso habitual era de entre 4.000 y 5.000 animales. Desde el sector gremial decían que el paro se mantenía, mientras que desde la Casa Rosada no se daba el brazo a torcer.

Las entidades del campo realizaron una medida de fuerza durante diez días.

Las entidades del campo realizaron una medida de fuerza durante diez días.

Pablo Orsolini, vicepresidente de la FAA, había declarado que “si había un aumento en los precios minoristas de la carne seria por cuestiones especulativas y no por faltante de productos”.
La FAA había cortado la ruta 90 y la autopista, a la altura de Villa Constitución, en la provincia de Santa Fe. Para esa semana estaba previsto que productores de Córdoba y San Luis repartirían volantes para sumar gente. La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) invitaba a los comercios a adherir al paro cerrando sus puertas durante una hora. Y en Villa María (Córdoba), la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) organizaban una concentración. Mientras los productores de Buenos Aires y La Pampa habían regalado leche a las escuelas, asilos de ancianos y comedores comunitarios. En Río Cuarto, había habido una concentración en el cruce de la ruta 8.
Los productores denunciaban que al gobierno de Néstor Kirchner sólo le importaban mantener altas las retenciones para recaudar y mantener el superávit, y mantener fijos el precio de la carne y el pan, entre otros productos básicos, sin aumentos hasta las elecciones. Las protestas se extenderían hasta el lunes 11 de diciembre.

Leave a Comment


Your email address will not be published.