“LAS REDES AYUDAN A QUE EL PÚBLICO CONSUMA PERIODISMO”


La escritora Pamela Stupia contó cómo fue el salto del género periodístico al literario y cuánto influyó la tecnología en ese proceso.

Por Martina Lescano

Pamela Stupía es periodista y autora de la trilogía best seller 14/7. Sonriente y con aspecto relajado, se acercó a Jay’s, un bar de estilo americano ubicado en el barrio porteño de Recoleta y se refirió a los avances del periodismo y la literatura juvenil.

¿Por qué decidiste estudiar periodismo?

Me gusta mucho escribir desde que soy chiquita y mi sueño era trabajar en una radio. Me grababa y conducía programas. Primero pensé en estudiar locución, pero después me di cuenta de que lo que quería era hablar un poco más y tener la posibilidad de escribir.

¿Pudiste cumplir ese sueño?

No, nunca. Teníamos un programa de radio con unos amigos, era como una radio barrial. Hablábamos de música under y hacíamos entrevistas. Pero trabajar realmente no.

¿Cuándo te sentiste periodista por primera vez?

Me costó bastante conseguir trabajo, y creo que me sentí así cuando empecé a cubrir eventos e ir a conferencias. Trabajé 12 años en un medio de tecnología, entonces viajé muchas veces a hacer coberturas de eventos en los que había periodistas de todo el mundo. Eso me súper emocionaba.

Ya que mencionás la tecnología, ¿qué opinás de la influencia de las redes sociales en el periodismo?

Mucha gente cree que las redes van en contra del periodismo tradicional y para mí es una evolución, está buenísimo. Creo que ayudan a que el público lo quiera consumir. Ahora es todo mucho más rápido y sencillo.

¿Qué te llevó a entrar en el mundo de las redes?

Empecé con un blog sobre moda y belleza para escribir de algo que me gustara, y usaba las redes para compartir los posteos y que llegaran a más personas.

¿Imaginaste que ese blog te iba a llevar hasta las librerías?

La verdad que no. Lo de 14/7 El Descubrimiento, mi primer libro, fue algo que surgió y desembocó en un montón de cosas. Me contactó la gente de Editorial Planeta, que me conocía de las redes y sabían que era periodista, y me propuso, si en algún momento tenía ganas, escribir algo.

¿El ser periodista te ayudó en la escritura literaria?

Sí, porque ya tenía práctica a la hora de escribir. Como periodistas, dependemos de una fecha de entrega, lo que también sucede cuando estás trabajando en un libro. Esa disciplina sirve, te organiza. Pero también me complicó, porque al principio escribía todo muy cronológico.

¿Por qué te inclinaste hacia la literatura juvenil?

Es lo que leo, entonces es lo que me es más fácil de escribir. También pensé en el público que ya tenía. Los adolescentes son los más apasionados, podés llegar más a su corazón y meter más aventura.

¿Y qué opinás del crecimiento del género juvenil en los últimos años?

Está buenísimo. Antes no había tanta variedad juvenil. Los primeros libros que leí fueron los de Danielle Steel, porque a mi mamá le gustaban mucho y yo no sabía qué leer. Es algo que se está dando mundialmente, y acá en Argentina está muy en crecimiento.

Leave a Comment


Your email address will not be published.