“LAS REDES SON UN MEDIO PARA QUE LA GENTE VENGA A VERME AL TEATRO”


La escritora, dramaturga y actriz, Virginia Sammartino, habla sobre cómo ejercer su oficio en la era de la tecnología digital.

Por Florencia Ferreiro

Virginia Sammartino abre las puertas de su casa en medias negras y shortcito. Su hogar es un monoambiente en el barrio de Palermo. Las paredes son blancas y el espacio es reducido, hay cuadros con frases y libros de astrología sobre la mesa. Son las diez de la noche de un domingo porque el tiempo no le abunda pero tiene un sonrisa permanente. 

En su computadora suena “figurita” de María Campos. “Es una artista nueva que descubrí y me identifico mucho con sus letras”, cuenta Vir, como le gusta que la llamen sus seguidores y amigos, mientras le sube el volumen a la canción. Ella es actriz, escritora y es referente de una comunidad de casi veinte mil seguidores en Instagram. Da clases de poesía en “Animate poesía” y cuenta cómo es trabajar con el arte a través de las redes sociales, y cómo logró posicionarse como “poeta  millenial”

Los poetas millenials hablan mucho de amor y desamor, y en tu caso también hay contenido de astrología, y de tu rutina. Sí las temáticas no son siempre las mismas, ¿qué es lo que te convierte en una poeta millenial?

https://www.instagram.com/p/B51XUE8gGXF/?utm_source=ig_web_copy_link

La poesía en los últimos años empezó a tener mucho lugar en las redes sociales, sobre todo en gente de veintipocos, y me considero una poeta millenial por eso, básicamente comparto lo que escribo en redes sociales y me mantengo siempre activa con mi comunidad.  Es importante entender cómo esta conformado tu público para seleccionar qué contenido subir y rara vez pasa un día entero en el que no suba historias.

¿Cómo es el proceso de escritura?

Yo estoy escribiendo todo el tiempo en mi cabeza, rescato mucho de la calle, frases que me dicen mis amigos, todas las cosas que no logro decir en la vida, generalmente las retengo en mi cabeza y después hago anotaciones. Tengo unos archivos en el celular que se llaman acopios, y los voy separando por meses. Siempre escribo desde mí y después ficciono la historia.

Sé que te manejás mucho por redes sociales, pero, ¿qué es lo bueno y lo malo de trabajar en ellas?

Lo mejor que tienen las redes sociales es que te permiten publicar lo que quieras, no tenés pautas que seguir, y lo malo es que son muy demandantes. Yo trabajo principalmente con Instagram y Twitter que dependen de un algoritmo, que cuando no estás generando contenido Instagram te “castiga” y no le muestra tanto el contenido a tus seguidores, entonces tenés que estar ahí, atento subiendo contenido para poder seguir teniendo visibilidad. 

¿Tenés que saber de marketing para trabajar en las redes sociales?

Al principio no, pero es importante entender que detrás de la idea de comunidad, hay una estrategia de marketing súper importante, hacerle sentir a la gente que es parte de tu vida, pedir feedback, generar puntos de conexión.

¿Qué estudiaste para ser poeta millenial?

Con respecto a la escritura yo arranqué haciendo talleres de dramaturgia que es para escribir teatro y eso me agudizó para ver detalles. Después tomé unos talleres de escritura creativa con Samantha San Romé y Juan Solá, que ahora son dos amigos míos y referentes de la escritura y de la poesía.

View this post on Instagram

#Mood x2

A post shared by Vir Sammartino (@virsammartino) on

¿Cómo surgió la idea de abrir un taller de poesía?

Se me acercaba mucha gente por redes sociales y me preguntaban cómo arrancar a escribir, o muchos me mandaban sus textos. Me pareció un incentivo para reunir a todos lo que están en una situación que yo ya pasé, para compartir los textos, darnos cuenta que todos tenemos ese miedo de compartir lo que nos pasa, sacarnos los prejuicios y entender que la poesía también es arte. No es una exposición personal, sino que es una obra de arte como es una canción, así que un poco las ganas de armar este taller me la dio la gente que de alguna manera me tomaba como referente.

¿Cuáles son los objetivos de este proyecto?

Lo que me gusta es el escenario, así que yo a las redes las tomo como un medio para que después la gente me venga a ver al teatro. Es muy difícil hacer que la gente pague una entrada porque es mucho más fácil likear un poema tirado en la cama en pantuflas, pero mi objetivo en realidad es que esa gente tome valor y vaya al teatro. En el vivo se genera una idea colectiva, algo que no se puede lograr cien por cien a través de una pantalla.

¿Cuánto hay de ficción y cuánto de la verdadera Vir Sammartino en tus redes?

Como elección trato de ser lo más genuina posible, y hablar de los temas que realmente me importan y no meterme en cosas que funcionan pero de las que no tengo ganas de hablar. Decido de qué hablar en base a qué estoy trabajando. Es un poco estratégico el recorte que hago en las redes sociales, pero como decisión trato de ser genuina, trato de ser auténtica y trato de divertirme también.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.