LEANDRO RICCIO: “QUIERO TERMINAR CON EL ESTEREOTIPO DEL ABOGADO”


El joven abogado busca acercar el mundo judicial al público en general. 

Por Lula Avalos

Leandro Riccio tiene veintidós años, en diciembre del año pasado se recibió de abogado y hoy en día suma 505.000 seguidores en YouTube. El creador de contenidos habló sobre la fusión de sus dos carreras y la vida detrás de las redes sociales. En 2017 subió su primer video llamadoInteligencia mortal ,de índole reflexivo. Un par de meses después su canal dio un giro drástico cuando estrenó la sección “Abogado analiza”.

Lean, como le dicen sus seguidores, llegó al restaurante Bonnie & Clyde, que se encuentra en la esquina de la Avenida independencia a las diez en punto. No llevaba el característico saco negro que usaba en sus videos de Youtube, pero su carisma seguía intacta. “¿Vos sos Lula?’, preguntó con una sonrisa. Se sentó, miró por el ventanal que daba directo a la calle y apuntó a un hombre que estaba pasando. “Ese era mi profesor” dijo. Pidio un cafe y se acomodó esperando las preguntas.

—¿Por qué cambiaste el contenido del canal?

Me gusta diferenciarme, busco aportar algo de educación. Al principio me daba vergüenza. Tengo un amigo que también es youtuber y hacía contenido documental, entonces empecé a subir esa clase de videos. Un día me dijo: “Che, vos estudias derecho, ¿Por qué no usas eso?”. Subi un video analizando el caso de Dalas Review cuando prometió darle un Ferrari a cada persona que se suscriba al canal. Todos me pedían que analice el caso del Demente cuando lo escracharon por pedirle fotos desnuda a una fan menor, no sabía bien qué podía aportar hasta que me di cuenta de que nunca había tocado un tema penal. Y qué bien que hice al animarme. A veces no nos arriesgamos a emprender algo nuevo y por ahí nos falta ese pasito para crecer. 

—¿Cómo fue el crecimiento que vivió el canal con el video “Abogado analiza caso El Demente”?

Fue una locura, se viralizó más allá de YouTube. Tenía 9.000 suscriptores antes de fin de año del 2017 y me había propuesto llegar a 10.000 antes que termine el año, entonces pensé que no iba a llegar. Subí el video el 26 de diciembre muy resignado y fue como de película. Me había juntado con mi familia por las fiestas y les dije: “No lo logré”, ese día fue el boom. Ahí me di cuenta de que funcionaba. Los seguidores subieron muy rápido.

La relación que tiene Leandro con sus seguidores es diferente y lo deja en claro en el lema que lleva con él desde que empezó: “Las personas que me siguen no son sólo un número’’. “Siempre les digo a mis seguidores, que se acerquen, que no tengan miedo”, explicó Lean y agregó “Cuando veo que a otros youtubers en la calle no les dicen nada y sólo se sacan una foto no lo entiendo. Es decir, ¿a esa persona le interesa lo que hace el creador de contenido o es sólo para publicarlo en las redes? No me gusta. Te hace sentir un objeto. Me gusta charlar con mis seguidores, trato de que estén cómodos conmigo. Soy una persona más y a veces creen que por tener más seguidores sos como un Dios, eso no está bueno’’.

—¿Cómo te manejás con la censura que hay en Youtube?

El video de Ted Bundy me lo desaprobaron como 10 veces, no me lo monetizaban. Cómo ya sé cómo se manejan, sé lo que tengo que hacer para que el video esté en verde, es decir, para que pueda estar monetizado. Si está en amarillo, que es no apto para todos los anunciantes, no se promociona e imaginate que te esforzás tres semanas para editar un video para que Youtube te diga: “No es apto” y le aparece a un 15% de gente. Eso te corta las piernas. No me interesa tanto la plata que pueda llegar a ganar, pero si mi contenido está bloqueado en diferentes países no me dejan crecer.

—¿En la Facultad cómo tomaron tu carrera en redes?

En la facultad lo dije orgulloso. Un profesor había preguntado si alguno quería contar lo que hacía afuera de clases, mis amigos me jodían para que lo cuente y lo dije. Terminé escribiendo el nombre del canal en el pizarrón. Fueron todos muy positivos. Siempre nos van a criticar, pero se trata de salir de la zona de confort. Ahí entendí que somos nosotros mismos los que no respetamos lo que hacemos. Si no nos respetamos, el resto tampoco. Así te come vivo el mundo, en cambio si afrontas las cosas de una forma más segura la gente recibe la energía con la cual vos hacés lo que te gusta.

—¿Y tus papás?

Tenían el ejemplo de un amigo mío que también está en Youtube. A él ya le iba bien y veían que era algo lindo, algo productivo que te genera un enriquecimiento cultural más allá de un ingreso económico. Lo apoyaron desde el primer momento. Mi mamá es abogada y yo vi cómo se cansó un poco de la gente y eso no es lo que yo quiero para mi vida. La vida penal es muy complicada, un poco peligrosa. Quiero paz y poder disfrutar con mi familia, Youtube me lo permite de alguna forma.

En abril del año pasado Leandro apareció por primera vez en el canal de Pablo Agustín, youtuber, actor y cantante, analizando el asesinato de John Lennon. Esto lo llevó a subir seguidores y poder expandir su canal. “Colaborar enriquece a la comunidad de Youtube, la guerra de egos no aporta nada’’, dijo respecto de diferencias en las internas

de los youtubers. También expresó: “Uno cuando trabaja en el medio siente la diferencia, te miran como si estuvieran en un pedestal, por eso estoy tan agradecido con Pablo, viene hace años y tiene seguidores muy fieles. Yo no era tan conocido y él se re copó en colaborar conmigo. Muchos juegan con que si tenés más seguidores sos más importante que otro y por eso te dan bola o no. Siempre hay que ser humilde, a veces

parece que se la están midiendo, no tienen en cuenta que un día podés estar arriba y al otro abajo”.

—Ahora que te recibiste ¿qué vas hacer?

Si sigo creciendo en Youtube quiero dedicarme mayormente a esto. Trabajaría como abogado, pero menos tiempo. Quiero disfrutar ser un “Edutuber’’, un educador a través de la plataforma. Una amiga me dijo: ‘’Me acuerdo cuando decías que querías ser actor y abogado’’. No me acordaba de eso, pero me puse a pensar y Youtube en parte es ser actor, me recibí fusionando mis dos pasiones. Son cosas que no parecían que se podían juntar. Salgo del estereotipo que la sociedad tiene del típico abogado —serio, orgulloso y terco—. Trato de pelear contra eso, de innovar y ser el primer abogado youtuber en Latinoamérica. Más allá de estudiar una carrera, no es anclarse a lo que estudiás. Tenés que ver para dónde encaras. Siento que mi propósito en la vida es entretener y aportar algo de valor a la gente.

Hace un año Lean sacó el tema Sin límites’ con Agustín de la O, y ahora prepara nuevo material. “Estoy empezando a componer un tema que habla sobre las relaciones tóxicas, de cómo aprendés a valorarte después de separarte de una persona que creías que era para toda la vida, pero al final te hizo sentir que vales menos de lo que en realidad hacés’’,y comentó que también quiere empezar a actuar: “Me gustaría hacer teatro. Me gusta hacer reír a la gente, me reconforta, me hace sentir bien, me llena’’.

Leave a Comment


Your email address will not be published.